SCORSESE y LA INVENCIÓN DE HUGO

 

La Invención de Hugo. Tarde de Cine con Martin Scorsese.

 

- ¿Y esta tarde qué hacemos?

- Pues podíamos ir al cine, que hace muchísimo que no vamos.

- Sí, ya, pero sabes lo caro que está y es que no hay nada interesante. Bueno, en cualquier caso, miro la cartelera en internet, nos damos el paseo, y si finalmente nos decidimos, pues entramos.

Tras una rápida lectura de la cartelera, salimos al paseo. Me quedo con la historia de La Invención de Hugo, de Scorsese, pero sin decisión en firme. Hay películas de acción de las que siempre vas a salir satisfecho, aunque no sean nada del otro mundo, una de Denzel Washington, etc… Finalmente, y a pesar de que ponían la película como algo triste, decidimos entrar a ver La Invención de Hugo, del maestro Scorsese. No teníamos más referencia que la lectura de un par de sinopsis en dos webs dedicadas al cine: ambas hablaban bien de La Invención de Hugo. Y claro, del maestro Scorsese no hacen falta más referencias. Es, simplemente, Scorsese.

 

La Invención de Hugo. La trama.

 

Hugo es un pequeño huérfano que vive en la estación ferroviaria de París, en los años 30. La vida allí es monótona y aburrida. Las mismas personas que van y vienen aprisa a sus lugares de trabajo, y las mismas personas que pasan su tiempo en la propia estación: la florista, el guardia, los señores de la cafetería, el juguetero… Hugo se supone que vive con su tío, encargado del mantenimiento de los relojes de la estación: debería ser su tío quien diera cuerda a los mismos y los tuviera en perfecto estado de revista, pero realmente se dedica más al alcohol que a los relojes. Es el propio Hugo el que mantiene los relojes: su padre también fue relojero y le transmitió toda su enseñanza. Hugo vive con la ilusión de acabar la tarea que empezó su padre con tanta ilusión y que dejó a medias. Se trata de un robot (no os asustéis, no es nada futurista) que no sabe realmente para qué sirve ni cuál es su origen, pero que tiene una cantidad ingente de mecanismos y engranajes que solamente parecen aptos para ser solucionados por un excelente relojero: es La Invención de Hugo, de Scorsese.

Y de esa ilusión vive la película de Scorsese, pero no voy a contar más, para no desgranarla por completo. Todos los personajes van creciendo alrededor de esta ilusión, esa necesidad de Hugo de acabar la obra incompleta de su padre, que realmente se demuestra posteriormente, no era de su progenitor… Id a verla: La Invención de Hugo, de Scorsese.

 

La Invención de Hugo. El mensaje.

 

La Invención de Hugo convierte esta ilusión en una apología del cine por el maestro Scorsese. Los hermanos Lumiere comenzaron aquello que hoy se ha convertido en una industria que mueve multitud de millones de euros anuales. Pero entre medias, han sido muchos los que han hecho crecer con fuerza esta industria. Entre ellos, por supuesto, Scorsese, que a través de la película hace un seguro que merecidísimo homenaje a un profesional del cine como fue George Melies. Tras ver La Invención de Hugo, me dirigí corriendo a casa a ver si realmente este personaje fue real, y así fue. George Melies fue un pionero, una verdadera estrella e impulsor de muchos de los avances del cine en los primeros años del siglo XX.

La Invención de Hugo es un homenaje al séptimo arte que cualquier aficionado no dudará en reconocer. Es a través de una historia tierna, íntima y a veces dura, la vida de Hugo, como finalmente Scorsese va a llegar a la figura de George Melies, quien realmente, según su biografía, pasó un tiempo completamente desapercibido y desperdiciando su talento en la estación de ferrocarril de París, en una juguetería.

 

La Invención de Hugo. Reparto.

Protagonistas.

 

Ben Kingsley (George Melies). Digamos que es coprotagonista, ya que la película gira totalmente en torno al pequeño Hugo. Pero quiero nombrarle el primero porque este grandísimo actor forma parte de la historia del cine desde su participación en La Lista de Schlinder, junto con Lian Neeson. Desde entonces no ha parado de trabajar, y sus películas habrán tenido más o menos éxito, pero su trabajo es excepcional, intachable. Es curiosa su historia, porque a pesar de ganar un Oscar en los ochenta, parece que estaba fuera de juego hasta Schlinder. Scorsese le engrandece aún más.

Asa Butterfield (Hugo Cabret). Llevaba tiempo sin ir al cine y la verdad es que no lo conocía. Pero es que a pesar de ser un crío, ya tiene bastantes trabajos a sus espaldas. Tiene catorce años pero lleva la mitad de su vida sobre los escenarios. Ya consiguió premios con El Niño con el Pijama de Rayas, y seguirá consiguiéndolos.

Chloë Grace Moretz (Isabelle). Otra futura estrella que, con quince años, ya tiene una enorme lista de nominaciones y premios tras muchas horas sobre el escenario. Excelente elección del reparto infantil por parte de Scorsese.

 

Secundarios.

 

Como una gran estrella va a decir que no a participar en un proyecto con Scorsese. Claro que no… Pequeña aparición de Jude Law como el padre de Hugo Cabret, pero que se ha aprovechado en alguno de los carteles para promocionar la película. Aparición del mítico Cristopher Lee, sin enseñar su colmillo. Y sobre todo, me quedo con la actuación de Sacha Baron Cohen… Y me explico: se trata de un humorista que en su día denigró al cine. Si alguien ha visto Ali G, sabrá de lo que hablo. Desarrolla un papel digno, finalmente tierno y cariñoso, y muy divertido. No os lo perdáis con Scorsese, en La Invención de Hugo.

 

La Invención de Hugo. Scorsese.

Sobre el maestro Scorsese, poco que decir. Con casi 70 años a sus espaldas, ha querido homenajear al cine, desde el cine. Y lo ha conseguido. La Invención de Hugo tuvo once nominaciones, entre ellas mejor película y mejor director. Y consiguió cinco Oscars, de los llamados técnicos, pero de los que seguro que el mismísimo George Melies se sentirá, desde donde esté, orgullosísimo. Si por algo destacó la obra de George Melies fue precisamente por su innovación, por ejemplo, en los efectos especiales, y hay que tener muy en cuenta las limitaciones que tendría entonces. Como curiosidad, simplemente decir que Scorsese, después de muchos años, no ha contado con Leonardo Di Caprio para este proyecto. Él sabrá las razones… Después de tanto tiempo sin ir al cine, bien merece la pena volver para ver una joya como esta. Quedaré como una de las mejores películas que jamás he visto. Sin duda. No dejéis de ver el trailer. Una gran obra del gran Scorsese. Simplemente, buen CINE, con mayúsculas.

 

SCORSESE

- LA INVENCIÓN DE HUGO -

Scorsese. La Invención de Hugo.

Scorsese. La Invención de Hugo.

Scorsese. La Invención de Hugo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: