Hoy, lloraré boca arriba
Poniendo lejos mi almohada.
No miraré mis estrellas
No habrá luna ni tonadas.

No pensaré, ni en su nombre
Ni soñaré -¡ni diré nada!-
Me esconderé entre la brisa
¡Me tiraré de mi cama!

Y cuando nazca el nuevo día
Silencioso (como en la nada)
Fingiré: “Una sonrisa”
Fingiré no sentir nada. (ó:
¡Nunca dijo que me amaba!)

Sollozante, con mis penas,
Litigando, con mil ganas,
Lloraré, sin tener prisa…
Pues, fui yo quien me engañaba.

¿Cuánto valen mis poemas?
¿Cuánto duelen mis entrañas?
… abrazándome a mi perro
¡se desgarran mis ventanas!...

Hoy, besándome la brisa,
Se conmueven más mis ganas
Y un brillar -¡desde el cielo!-
Puso en vilo tiernas canas:

Que creyéndome un chiquillo
(con la navaja afilada)
Caminaba en sus caminos…
¡Y era yo quien me engañaba!”

(Agosto 18, 2005. 8:30 am).

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: