woenxwo

Saturnino Herrán nació el 9 de julio de 1887 en la ciudad de Aguascalientes, Aguascalientes, México. Fue considerado uno de los renovadores del arte nacionalista en la primera mitad del siglo XX y, además, el más insigne precursor del muralismo mexicano.

Saturnino Herrán Guinchard creció en un clima artístico. Su padre, José Herrán y Bolado, era escritor y dueño de la única biblioteca de la ciudad, la cual era visitada por literatos y artistas de la época.

En su pubertad comenzó a estudiar en el Instituto de Ciencias de Aguascalientes, donde compartió momentos con el poeta Ramón López Velarde, quien más tarde se erigiría como uno de los mejores poetas modernistas; además de a Enrique Fernández Ledesma, escritor, poeta y crítico mexicano además de bibliotecario y académico.

Durante su etapa como bachiller tomó clases de dibujo con el maestro José Inés Tovilla, de origen chiapaneco y radicado en Aguascalientes, el cual se había distinguido como pintor paisajista, y quien, como profesor, se dedicó a transmitir el entusiasmo por la pintura realista a Saturnino.

A la edad de 16 años, Saturnino y su familia se mudaron a la ciudad de México para probar fortuna, ahí se vio obligado a buscar empleo (pues su padre había muerto en Aguascalientes) y trabajó en las oficinas de Telégrafos Nacionales; sin embargo, por las noches solía asistir a los cursos nocturnos de la Escuela de Bellas Artes y en 1904 ingresó a las clases más avanzadas de dibujo con modelos desnudos y vestidos. Estas clases eran impartidas por Antonio Fabrés, quien era un famoso acuarelista, además de pintor y escultor.

A partir de este momento Saturnino Herrán se dedicó al dibujo artístico, gracias a las enseñanzas de Fabrés, por lo que poco a poco comenzó a ser conocido por su talento; así, la Academia de San Carlos empezó a apoyar su trabajo. Posteriormente fue nombrado alumno meritorio en la Inspección de Bellas Artes y Artes Industriales , para más tarde ser meritorio nuevamente, pero ahora de la Inspección de la Enseñanza Musical, para finalmente comenzar a desempeñarse como dibujante profesional del Museo Nacional, en la Ciudad de México.

En el año de 1908 su obra comienza a tener fama internaional; distinguiéndose por su pintura “Labor”, sobresaliendo en ella de forma detallista la creación de las formas humanas, y principalmente los contrastes entre los personajes jóvenes y los ancianos.

En 1909 mientras Herrán trabajaba como profesor en la Academia de Bellas Artes, ilustró varios de sus trabajos y pintó “Molino de vidrio”, “Vendedora de ollas” y “La leyenda de los volcanes”; en este último representó el desnudo total de una modelo, como cierto reto a la sociedad de valores tradicionales que aún veía con malos ojos este tipo de obras.

Para 1910, año en que estalla la Revolución Mexicana, Saturnirno Herrán decidió continuar trabajando en la clandestinidad y el anonimato. 

Su obra suele ser clasificada como modernista-costumbrista, resaltando su dominio de la técnica y su capacidad para expresar en sus personajes diversos estados de ánimo; así como de detallar las tradiciones y formas de vida de grupos y personas que habían sido ignoradas por la sociedad de su tiempo.

También suele considerarse a Saturnino Herrán como el más ilustre precursor del muralismo mexicano, fungiendo como fuente de inspiración para la Escuela Mexicana de Pintura.

Falleció sumamente joven, el 8 de octubre de 1918 a los 31 años de edad, por lo que nunca tuvo la oportunidad de montar una exposición individual en vida.

weopjdwdoi

poejdw93

desnudo

owiejwdoi

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: