El sarcasmo, la sutileza del insulto

El sarcasmo se utiliza para hacer reír, pero en ocasiones lo que se consigue es que se  hiera al otro. Es una burla, que tiene mala intención y que se suele disfrazar con la ironía. Se emplea para criticar de forma creativa pero hace más daño que el insulto. 

La palabra sarcasmo procede del griego y está compuesta por dos palabras "sark"-"asmo", se traduce como "morder carne". Y es una forma sutil de decir lo que se piensa para hacer daño. 

El fin que persigue todo comentario sarcástico es burlarse de alguien y suele hacerse de modo premeditado. 

El sarcasmo y la inteligencia

Al utilizar la burla sarcástica se espera que el receptor sea una persona inteligente ya que así podrá captar la ironía y de ese modo recibir el daño. Aquellos que utilizan el sarcasmo con un animal por ejemplo, rayan en la locura, ya que para que una burla haga efecto la tiene que recibir alguien inteligente. 

El peligro de tomar en serio la burla

Normalmente las burlas suelen ser en serio y se hacen para criticar algún defecto del otro, lo que pone de manifiesto la maldad de quien hace la burla. 

El burlador, sabe que consigue su objetivo que no es otro que despreciar al que va dirigida. 

Pero lo que no se puede olvidar es que si alguien sufre la burla y el sarcasmo constante este puede quedar en serio peligro de ser destruido. 

Ámbitos en los que el sarcasmo es mal empleado

Cuando el sarcasmo es empleado en una relación de pareja puede llegar a convertirse en una agresión, ya que se aprovech del íntimo conocimiento que se tiene de la otra persona. 

Ya que si la burla procede de un desconocido, no tiene ninguna importancia ni tiene porqué afectar, la cosa cambia cuando quien lo realiza es alguien que tiene que respetar a su pareja. 

Para concluir

El sarcasmo siempre encierra maldad, es diferente la broma o ironía que suele utilizarse cuando se está en un grupo de amigos, con eso solo se persigue la diversión. Por eso es tan importante diferenciar el humor del sarcasmo, ya que lo primero no pretende ni heriri ni ofender y lo segundo va mucho más lejos que el insulto. 

 

 

 

 

 

 

El sarcasmo, la sutileza del insulto

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: