santa compaña

LA SANTA COMPAÑA, LEYENDA GALLEGA   

   La Santa Compaña, según la leyenda gallega, es una procesión de almas en pena por las noches a través de los bosques de Galicia, con sus lúgubres integrantes ataviados con sudarios, que pueden ser blancos o negros según la tradición de las distintas zonas. Normalmente van descalzos, con la cabeza gacha y la capucha del sudario puesta. Algunos describen el atuendo como un hábito de fraile. Cada espectro porta una vela, excepto el que encabeza la procesión, que lleva una cruz y un cubo con agua bendita. Este ser que lidera el desfile es diferente a los demás, ya que no se trata de un difunto sino de un vivo que ha sido condenado a salir todas las noches con la Santa Compaña y sólo quedará libre si puede traspasar su condena a otro vivo, de lo contrario irá enfermando hasta morir. Durante el día no recordará nada de lo que hace por las noches.

santa compaña

   Según la leyenda gallega, la Santa Compaña se aparece a aquellos en cuyas familias va a haber una muerte. A veces la procesión espectral sale del bosque y se aproxima al pueblo, deteniéndose ante la casa de alguien que va a fallecer pronto. La tradición dice que al paso de la Santa Compaña se oyen susurros tétricos en forma de oraciones, así como el murmullo de cánticos fúnebres, unido a sonidos de cadenas y tintineos de campanillas. Algunas veces la fantasmagórica procesión de la Santa Compaña no se percibe con nitidez, tan sólo una visión nebulosa de los sudarios y la luz de las velas, pero sí que se oyen los murmullos y las campanillas, y se detecta el olor de la cera de las velas. Previamente a su paso, los animales del bosque detectan algo que les aterroriza y huyen, quedando el bosque en silencio, excepto si hay perros y lobos, que emiten lóbregos y lastimeros aullidos.

santa compaña

   Hay varias maneras de protegerse de la Santa Compaña, siempre según la leyenda gallega. Lo más importante es hacer como que no se les ve, no mirarlos, y mucho menos aceptar ninguna vela que alguno de sus integrantes nos pueda tender. Es recomendable trazar un círculo de Salomón en el suelo con la estrella o una cruz, introducirnos en él, rezar y no salir del círculo hasta que la visión de la Santa Compaña haya finalizado. Si llevamos puesta una cruz ya tenemos protección, y también podemos salvarnos si podemos acceder a los escalones de un cruceiro, que son unos antiguos crucifijos de piedra sobre pedestal con escalones y una columna, muy abundantes en toda Galicia. Si tomamos alguna de las medidas señaladas, la Santa Compaña no podrá llevarse nuestra alma ni tampoco obligarnos a relevar al individuo vivo que encabeza la procesión.

santa compaña

   En las diferentes zonas de Galicia la leyenda de la SANTA COMPAÑA varía en lo referente al atuendo, al individuo que encabeza la procesión, a la misión de la procesión fantasmal, o a los modos de protegerse. Fuera de Galicia, en zonas próximas geográfica o culturalmente, también existen leyendas similares aunque con variaciones en sus características y con distintos nombres.

santa compaña

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: