En Sangre en la piscina de Agatha Christie nos encontramos con POIROT, ya jublilado, retirado en el campo y sumamente aburrrido.

Unos de los vecinos de Poirot son los Angkatell, una familia de rancio abolengo que suele invitar a amigos a su casa.

En ese momento en la casa hay mas invitados: Jonh Christow afamado medico y su esposa Gerda, una mujer apocada y un poco lenta, Henrietta Savernake, prima de Lady Lucy, gran escultora y amante del doctor Cristow, David Angkatell, primos de la familia un joven adusto, Eduardo Angkatell, rico hacendado también pariente de Lady Lucy, Migde Hardcastle, prima de los anteriores y la pariente pobre. En los alrededores también vive Verónica Cray una conocida actriz que fue la prometida del doctor Christow.

John Christow es un médico que se encuentra agotado, cansado de su vida, de su casa y de todo, y que además se debate entre tres mujeres: Gerda Christow, su actual esposa, Henrietta Savernake, su amante y conocida escultora, y Verónica Cray, su antigua pareja y conocida actriz.

Hércules Poirot que acude a casa de los Angkatell se encuentra el cuadro, el cuál le resulta muy molesto ya que Lucy le invitó pero al encontrarse semejante panorama no sabía si era broma o cierto: John Christow tumbado al borde en la piscina, muerto con un tiro en la cabeza, su esposa Gerda que empuña un revólver al lado de John, y Henrietta, Lucy y Edgard Angkatell alrededor contemplando la escena. 

En un primer momento Poirot cree que es una broma, preparada para el gran detective; pero algo en la escena hacer que Poirot vea que el asesinato es real.

Gerda se proclama la primera sospechosa de la muerte de John, la cuál se verá librada de tal sospecha al comprobarse que el revolver que mató a John no era el que empuñaba ella, además será protegida por otra persona bajo petición de John antes de su muerte, ¿quién habrá matado a John? ¿quién protegerá a Gerda de las sospechas?. Poirot se hace cargo de la investigación, mientras sospecha que toda la familia Angkatell, miente para desviar la atención de Gerda.

Gerda se proclama la primera sospechosa de la muerte de John, la cuál se verá librada de tal sospecha al comprobarse que el revolver que mató a John no era el que empuñaba ella, además será protegida por otra persona bajo petición de John antes de su muerte,

Poirot deberá sortear los obstaculos que le imponen para dar con el asesino del doctor. Y cuando sepa la verdad también Poirot recibira presiones para no darla a conocer.
 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: