¿Te gustaría probar las sandías sin pepitas? Te animo a hacerlo. Las Sandías Bruñó están presentes en casi todas las fruterías de este país nuestro a un precio muy competitivo. La semana pasada las compré a 0,99 euros el kilo en la frutería de un supermercado Gadis. Estaban buenísimas.

Yo odio las pepitas. Por eso compro todo tipo de fruta que vendan despepitada. Las uvas, por ejemplo. Ahora compro las sandías también. Fue descubrir las sandías sin pepitas Bruñó y enamorarme de ellas. Las encuentro más sabrosas que las sandías con pepitas. Hasta parece que tienen más agua y que apagan mejor la sed.

En mi casa nos gustan a todos. Las niñas tienen las mismas manías que servidora en lo que a pepitas se refiere. Nos dan asquito. A mi marido le da igual, pero, acepta que compre este tipo de fruta porque no voy a comprar sandías con y sin pepitas cuando puedo comprar la variedad sin pepitas para todos.

Las sandías sin pepitas Bruñó son muy redonditas, de tamaño medio, muy roja por dentro y verde botella por fuera, como todas las sandías. La única diferencia respecto a las otras sandías es que no tienen pepitas. Por lo que me comentaron en la frutería, las están vendiendo muy bien.

Os las recomiendo. Estas sandías tienen la etiqueta de color rojo ribeteada en dorado y con las letras de la marca Bruñó en letras de color blanco. Pide sandías Bruñó. Son las sandías que más les gustan a los niños. Mis hijas las devoran y eso que no son niñas de comer mucha fruta.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: