Por intrigas de un lagarto de turno (simón gaviria), a escondidas de la opinión pública, se pretende cambiarle el nombre al aereopuerto "EL DORADO" por el de Luis Carlos Galàn Sarmiento. Bueno es culantro, pero no tanto. En la actualidad hay calles, avenidas, parques, escuelas, plazuelas, bustos y hasta mingitorios con el nombre del "inmolado", cuyos logros que se conozcan fueron colocar a toda su familia a mamar del erario público y a educar a sus hijitos en Francia por cuenta de los pobres paganinis colombianos. Ya, basta. El aereopuerto es un patrimonio nacional que debe llevar ahora y siempre el nombre de la leyenda del DORADO como nos conocen en el exterior. Protesten, envien este correo a todas las personas que puedan para hacerle oposición al lagarto Simón.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: