Las prácticas sexuales que realizan algunas personas, van más allá de lo que la imaginación permite. Ya hemos visto en los últimos tiempos, que hay quien es capaz de estrángularse para conseguir un extraño orgasmo que mejor nunca lleguemos a conocer. Ha sido en Granada, un caballero de 52 años ingresó de urgencia con un tubo cilíndrico de acero en el pene, resultado de una práctica extraña y que le estaba oprimiendo y causando una inflamación en el órgano sexual. 

fotografia

Para cortar el tubo se utilizó una pequeña sierra circular llamada bremer, que es una herramienta que se usa en bricolaje. Este laborioso trabajo se realizó con mucha precisión dado que las circunstancias eran harto delicadas. Un pequeño fallo hubiera sido de nefasto resultado para el caballero en cuestión, por lo que en esta labor emplearon cerca de dos horas. "Fue un trabajo en equipo", han manifestado los bomberos (que no se han visto en otra como esta) puesto que los cirujanos permanecieron con ellos y alerta hasta el final por si tenían que intervenir en cualquier sutura que surgiera.

fotografia

Que la realidad supera la ficción, ya lo sabemos, pero en cuestiones de sexo, aparecen con  frecuencia prácticas difíciles de creer. Según publican los medios, los hechos ocurrieron sobre las cuatro de la madrugada del lunes al martes, cuando los bomberos de Granada fueron llamados de urgencia al Hospital General Virgen de la Nieves, solicitando ayuda para extraer un cilindro de un pene. "Preparamos todo el material que nos podía servir, las herramientas más pequeñas que teníamos y nos fuimos corriendo para Urgencias. Allí nos encontramos con que la situación era peor de lo que nos imaginábamos por el feo aspecto que presentaba el pene". 

fotografia

Cuentan que se dieron cuenta inmediatamente de la difícil solución, "solo había dos opciones, eliminar el tubo o amputar". Como el tiempo apremiaba y las herramientas que había no las podían usar, el sargento Simón Soriano se acordó de que tenía en casa un pequeño taladro de bricolaje y fue a por él mientras el paciente permanecía en el quirófano.

fotografia

La intuición del bombero dio resultado y después de una laboriosa y delicada intervención de dos horas..."hicimos cortes milimétricos muy lentos y afortunadamente todo salió bien". El afectado, del que no se conoce el nombre pues preferisrá el anonimato por vergüenza, no ha dicho los motivos que le llevaron a poner el pene en el cilindro, pero todo indica que se trata de un sistema que estrangula el órgano sexual para conseguir una erección. 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: