La depresión es un sentimiento de tristeza sin fin que muchas personas padecen o han padecido a lo largo de sus vidas. Por eso son muchos los seres humanos que se preguntan cómo salir de la depresión rápido. ¿Yendo al psicólogo? ¿Tomando pastillas?... Cada uno debe hacer lo que le funciona.

Yo he tenido varias depresiones. Nunca las he curado ni con psicólogos ni con pastillas. Mis soluciones han pasado por los viajes, los libros de autoayuda y las sesiones de coaching.

Un viaje te puede venir genial para salir de esa depresión que te ha ocasionado la pérdida de un ser querido. Desconectas de tu cotidianidad, te das un chute de alegría en alguna localidad turística tipo Ibiza y regresas a tu día a día con las pilas cargadas y las lágrimas secas. Con tanta animación en el hotel has entendido que la vida merece la pena. Hay que seguir viviendo.

Los libros de autoayuda son una gran ayuda para hacerte sentir que puedes conseguir todo lo que te propones. Como dice mi madre, hay un libro de autoayuda para cada pena. Mi vida cambió para mejor cuando leí "¿Quién se ha comido mi queso?" Me enseñó a adaptarme a los cambios sin hacer dramas.

Las sesiones de coaching son una necesidad para mí. Un coach es mil veces más efectivo que un psicólogo para quitarte las penas de encima porque un coach te enfoca hacía el futuro y un psicólogo te hace preguntas de un pasado que debes olvidar. En Internet hay muchos coachs que ofrecen sus servicios. Prueba la sesión gratuita que tienen. Es una manera de agenciarte unas sesiones gratis. A mí me han ayudado muchas veces a salir de la depresión rápido.

No es tan difícil dejar atrás las depresiones. Yo lo he hecho y tú también puedes hacerlo. Con el tiempo, irás desarrollando tus propios métodos para salir de la depresión. Solemos hacerlo las personas con tendencia a la tristeza. Recuerda que una tristeza siempre se quita con una alegría. Busca tu alegría. Seguro que la encuentras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: