El SALINAR DE NAVAL son unas instalaciones muy antiguas que se encuentran en la provincia de Huesca en la Comunidad Autónoma de Aragón. El pueblo de Naval está vinculado desde siempre con éstas salinas.

Estas tradicionales salinas, de las que se cree que son milenarias, han venido conservando, con pequeños cambios, su ancestral sistema productivo. Las primeras referencias al Salinar de Naval son del siglo XI, pero se conocía la existencia de unas salinas altamente productivas y desarrolladas por lo que es lógico suponer que tienen una antigüedad mayor.

Pero lo mejor del Salinar de Naval no son solo sus salinas productoras de una SAL alimentaria y terapéutica espectacular, sino que también es posible disfrutar “in situ” de unos baños relajantes de agua salada.

El agua salada tiene propiedades terapéuticas, y se le conoce cómo TALASOTERAPIA. La talasoterapia está indicada para los problemas dermatológicos como la psoriasis o el acné. El agua salada también es recomendable a nivel ginecólogo y para los procesos crónicos y agudos del aparato locomotor.

En el Salinar de Naval puedes disfrutar del agua salada para los procesos físicos de tu cuerpo, pero ésta también está indicada para la relajación, ayuda a disminuir el estrés y los problemas depresivos. Además es favorable para conciliar el sueño con más facilidad.

La salinidad que poseen las piscinas del Salinar de Naval es mayor que la del MAR MUERTO. El recinto posee siete piscinas con distinta profundidad. Es fabuloso darse un baño relajante dejando que tu cuerpo flote sin ningún tipo de esfuerzo, para más tarde secarte al sol y exfoliar tu piel con la sal.

Es un lugar ideal para disfrutar en familia, aunque es aconsejable que los niños lleven gafas de natación porque el agua salada molesta un poco cuando salpica en los ojos. El Salinar de Naval dispone de restaurante y además de una zona de picnic para las personas que quieran llevar su propia comida.

El Salinar de Naval

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: