Al-Nasur Salah ad Din Yusuf  ibn Ayyub, verdadero nombre de este guerrero kurdo, conocido en occidente como SALADINO.

Nacido en Tidrik, territorio kurdo, en 1138, fue durante su vida uno de los grandes gobernantes de Oriente Medio, que logro unificar políticamente y religiosamente, expulsando a los cruzados cristianos que ocupaban Tierra Santa.

Saladino fue sultán de Egipto y Siria, bajo el califa Nur al-Din, y lucho junto al general Shirkuh, en varias batallas en Egipto hasta lograr su fama de guerrero y estratega militar.

Como perteneciente a la línea sunni del islam, cuando tuvo el sultanato de Egipto, implanto la ortodoxia sunni, frente a la línea fatimí, implantando esta ortodoxia.

Investido como visir de Egipto Saladino cambio de forma radical, abandono el consumo de alcohol, y se volvió más religioso, dejando muchas de las costumbres de la milicia.

Los problemas con el califa sirio, que quiere el control directo de Egipto, y la amenaza de los cruzados, y alguna rebelión interna, lo que le lleva a implicar a su familia en el gobierno de Egipto, y con su tolerancia hizo que judíos y coptos claves en el sistema bancario y el comercio.

Una vez estabilizado Egipto, Saladino comienza a hostigar a las tropas cruzadas del reino de Jerusalén, con la intención de expulsar a los extranjeros de esas tierras, consideradas como suyas.

En el año 1174 comienza la conquista de Yemen, reunificándolo, mientras sigue con su conquista de Libia.

En el año 1177, después de que los cruzados rompieran la tregua atacando Siria, Saladino lanza un ataque sobre Palestina, y después de varias batallas, alguna perdida y otras muchas ganadas consigue echar a los cruzados de Palestina y reconquistar Jerusalén.

Su muerte acaecida en el 1193 en Damasco, dio paso a su leyenda en occidente, de perfecto y sabio caballero, compasivo incluso con sus enemigos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: