fotografia

El salero es un utensilio que no puede faltar en una mesa española pues somos muy dados a sazonar los alimentos aunque ya estén condimentados con sal en su origen. Nuestro paladar se rebela y protesta cuando encontramos los alimentos en los platos sosos y no somos capaces de consumirlos sin echar mano del salero para dejarlos a nuestro gusto, mejor dicho, al gusto de nuestro paladar que protesta. Lo que muchas veces no sabemos (o no queremos saber) es que este sencillo gesto nos puede perjudicar mucho más de lo que parece.

fotografia

fotografia

Una de los síntomas que produce la sal es la retención de líquidos en el cuerpo humano y esto se nota en la hinchazón de los pies, manos u otras partes del cuerpo. Cuando se retienen demasiados líquidos aumenta la presión arterial y esto daña al hígado, crea problemas renales y a largo plazo puede crear problemas cerebrales. Se aconseja tomar 4 gramos diarios de sal, todo lo que sea superar esta cantidad va a perjudicar el buen estado de salud.

fotografia

Cuando se produce un aumento se la presión arterial con frecuencia se sufre de dolor de cabeza y en ocasiones sangrado de nariz. Cuando esto ocurre hay que consultar con el médico ya que si no descubre otras enfermedades aconsejará disminuir la sal en las comidas y algo a tener muy en cuenta cuando se consumen precocinados es leer las etiquetas ya que la mayoría contienen sal y esto también hay que tenerlo en cuenta. Así mismo los productos enlatados, el kétchup, pizzas congeladas, etc, la mayoría contienen sal y esto hay que controlarlo.

En realidad deberíamos tomar todos los alimentos sin sal pero como esto no lo tolera nuestro paladar acostumbrado al perfecto sazonado de los alimentos, si podemos disminuir poco a poco la cantidad diaria y de esta forma ir acostumbrando al paladar a ingerir menos sal ya  que nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

fotografia

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: