En la novela El sabor del escándalo de Sandra Brown, nos trae la historia de una joven muchacha, JADE SPERRY, que logra superar los problemas que supone una pequeña población. 

En una pequeña población del estado de Carolina del Sur, llamada Palmetto, vive una muchacha de dieciocho años llamada Jade Sperry. Esta en el ultimo año del instituto, tiene novio, un chico llamado Gary del que esta profundamente enamorada, y ha conseguido una beca para estudiar en la universidad.

Cuando Jade Sperry recibe la confirmación tanto de la beca como de su solicitud en la universidad, que le permitirá salir del pueblo y hacerse con un futuro, corre a comunicárselo a su novio Gary, y su amiga Donna Dee, la lleva en su coche hasta la granja de los padres de Gary para comunicarle la buena nueva.

En el camino de la granja el coche se queda sin gasolina, y al pedir ayuda al primer coche que pasa es el de Neal Patchett, el hijo del cacique del pueblo, que posee la fabrica para la que todo el mundo trabaja de una forma u otra. En el coche va con sus dos compañeros de correrías: Hucht Jolly el hijo del sheriff, y Lamar Grifitt, hijo de una antigua familia ahora arruinada.

Los tres adolescentes son conocidos por su comportamiento violento y gamberro que tapan sus familias. Se ofrecen a llevar a Jade Sperry dejando a Donna en el coche sin gasolina. Pero en vez de llevar a Jade Sperry a buscar ayuda, la llevan a un lugar solitario donde la violan los tres espoleados por Neal.

Al denunciar Jade Sperry la violación, comienzan los problemas, las pruebas medicas desaparecen, los muchachos dicen que miente e incluso su amiga Donna declara en su contra. Abandonada por todos, incluso por su madre, solo piensa en Gary y su amor, pero este se suicida, al creer las mentiras de Neal.

Desde ese momento para Jade solo habrá una misión, la venganza contra los tres violadores que le han causado tanto daño y dolor.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: