LA SABIDURIA QUE LIBERA

LA SABIDURIA QUE LIBERA

A lo largo de todo este libro hemos estado examinando la sabiduría comparándola con la insensatez, y en esta sección existe un gran contraste entre ambos conceptos. Sabiduría implica actuar conforme a la revelación de la realidad que ha quedado expuesta en las Escrituras, que ha sido presentada, y la sabiduría se refiere a acciones controladas por la revelación de Dios.

Debemos recordar hoy que el mundo no aplaudirá jamás la verdad básica de la fe cristiana, porque el cristianismo juzga al mundo, descubre sus errores, expone sus falsas percepciones, humillándolo y el mundo no puede soportar esto. En Romanos 12:2 Pablo dice: “No os conforméis a este mundo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

La auténtica sabiduría es la aplicación del conocimiento y de la libertad que se encuentra en la Palabra de Dios. De manera que podemos esperar que la sabiduría que estamos aprendiendo de Dios no será necesariamente popular, pero a pesar de ello, es lo que puede librar, lo que puede hacer que seamos libres.

Que el Señor nos conceda la sabiduría que libera, a pesar de que muchos la rechazan porque no siempre tiene sentido según las normas del mundo. Renovemos nuestra mente cada día por medio de la sabiduría que se encuentra en la palabra de Dios por medio de Su Espíritu.

No nos apoyemos nosotros en nuestro propio entendimiento, sencillamente intentemos conocer la Realidad revelada a través de las Sagradas escrituras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: