La diabetes gestacional es una intolerancia a la glucosa que se ha diagnosticado durante el embarazo; es decir, mujeres que no sufrían de diabetes y ahora tienen alto el nivel de glucosa en el embarazo. Se trata de una afección frecuente, ya que se diagnostica en 8,8% a 11,4% de las mujeres gestantes en España.

La causa de la diabetes gestacional no se conoce con exactitud, pero se sabe que existe un estado de resistencia a la insulina en la que el cuerpo no puede utilizarla para convertir la glucosa en energía. Esta resistencia a la insulina se incrementa en relación con factores modificables tales como el peso, la dieta…

Tienen más riesgo de sufrirla las mujeres mayores de 35 años, obesas o si tienen historia de prediabetes, diabetes gestacional en otro embarazo o diabetes en algún familiar.

La mayoría de las mujeres con diabetes gestacional no tienen síntomas, pero es importante un diagnóstico oportuno para disminuir los riesgos para la salud del bebé y de la gestante. Los niveles altos de glucosa en sangre causan mayor riesgo de infecciones urinarias y de hipertensión en el embarazo. También, llevan a un aumento de peso del bebé que puede causar problemas durante el parto, además de mayor riesgo de desarrollar obesidad y diabetes tipo 2 años más tarde, si bien debe entenderse que no tiene relación con la diabetes tipo 1 en la infancia.

En el tratamiento para la diabetes gestacional es importante la prescripción de una dieta, ya que la correcta elección y distribución de los alimentos evita un aumento excesivo del peso y controla los niveles de glucosa en sangre.

L a diabetes gestacional suele desaparecer después del embarazo, pero es fundamental tener seguimiento médico después del parto porque estas mujeres tienen tendencia a desarrollar diabetes tipo 2, e incluso hipertensión en el futuro.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: