saludos.

Mal estaba bien.

Indicaba indiferencia y lo mejor, no tener que fingir, pues lo cierto es que no sentía absolutamente nada. Esa era mi coraza y mi escudo.

Para resguardarme del caos en el que me había convertido.

Cuando tengo la valentía de hacer memoria, realmente me inquietan las cosas que pude haber hecho, tan apática y con esa moral tan flexible que me caracterizaba, y que aun lo hace, pero en secreto.

Pero asi es como suceden las tragedias, al margen de todo el mundo.

Tal vez, si tuviera el mundo entero en mis manos, nos arrodillariamos  y...¿orariamos?

Por que se me brindase al menos un atisbo de FELICIDAD. O lo que era igual para mi, que el mundo entero se derrumbase conmigo.

 

Un día, mientras caminaba sin sombrilla por un paisaje colmado de lluvia tuve una epifanía.

Todos, alguna vez en su vida, deberían experimentar la dicha de una sublime indiferencia.

Y esa realización, tan infantil y tonta, me hizo sentirme, al menos por un segundo, por encima de todos.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: