¿Sabes que es el flujo?

Parte 2

En esta segunda parte he intentado explicar como funciona aquello a lo que he llamado "el flujo", para ello he utilizado la "analogía de la caña de bambú".

Pero para entender esto primero debe entenderse la primera parte, o analogía del río. http://artigoo.com/sabes-flujo

Para continuar con la parte 2 seguir leyendo.

Pájaros reposando en la caña de bambú de la analogía.

ANALOGÍA DE LA CAÑA DE BAMBÚ

El Flujo como ya hemos dicho es contrario al destino… todos sabemos como funciona el destino: Todo lo que hacemos, somos y seremos esta escrito, normalmente, por una deidad suprema, Dios. El flujo no funciona así.

El flujo habla de que nuestra vida no depende de nosotros, de ahí la carencia de libertad patente en todos los humanos. Pero tampoco depende de algo que esta escrito, si no que cada decisión, y hablamos de la que puede ser hasta la mas ínfima decisión, puede modificar de manera inconmensurable el devenir de cientos o miles de personas.

Para explicar este funcionamiento imaginaremos una gran caña de bambú. Estas cañas que crecen a la orilla del río, pueden llegar a medir 25 metros de altura, con un diámetro realmente fino. Ahora imaginemos que un pequeño animal atravesando el bosque toca una de las cañas de bambú de un pequeño bosque de cañas de bambú, el animal no se percatara del ligero contacto que mantiene con la planta… pero un pequeño movimiento en la base de la caña se traduce en un gran movimiento en su parte mas elevada llegando a agitar la copa con brusquedad. El movimiento de la caña podría mover otras cañas, como en un efecto domino. Imaginemos por ultimo una bandada de pájaros de laguna que reposaba en la parte alta de las cañas de bambú. El movimiento provocaría una desbandada. Este ejemplo muestra como un pequeño movimiento de un pequeño animal puede mover docenas de pájaros. Del mismo modo una decisión nuestra puede actuar provocando cambios en otras personas, familias o grupos, que tal vez ni siquiera conozcamos o hayamos visto nunca.


Ejemplo práctico de como funciona el flujo en la vida cotidiana.

Este es el caso de una joven universitaria. Esta chica vive en casa con sus padres. Ha llegado la hora como todas las tardes de acudir a sus clases. Sale de su casa temprano como siempre y su madre le dice que no olvide tirar la basura.

Al mismo tiempo no muy lejos de allí un joven estrena su nuevo coche deportivo, ha tardado dos días más de lo previsto en llegar desde el concesionario, ya que, ha venido importado desde otro país.

La chica llega hasta el contenedor de la basura, introduce la bolsa y sigue su camino hacia la universidad. Para ello tiene que atravesar el paso de cebra de la avenida que atraviesa de norte a sur su ciudad. Llega al paso de cebra y en ese momento recibe un mensaje de texto en su teléfono móvil lo que hace que se detenga unos instantes.

Justo en ese momento el coche deportivo atraviesa la avenida a gran velocidad, el coche pasa justo por delante de ella. Ella da un paso atrás, asustada, pero afortunadamente no ha pasado nada. Tal vez si no hubiera recibido ese mensaje de texto habría cruzado antes.

Al otro lado de la calle un joven lanza un improperio dirigido hacia el coche deportivo indignado. Se acerca a la joven y le pregunta por si se encuentra bien. Ella no lo sabe pero acaba de conocer al chico de sus sueños.

Bien… vamos a observar de que manera, pequeñas cosas cambian drásticamente el rumbo de los acontecimientos.

La joven como todas las tardes sale de casa para ir a la universidad, pero esta vez su madre ha olvidado recordarle que debe tirar la basura, anda por la acera frente a su puerta pero no se acerca hasta el contenedor de basura. Cinco segundos es lo que tarda la joven en acercarse al contenedor, abrir su puerta e introducir la basura. Como siempre llega a la travesía y se dispone a cruzar. Uno, dos, tres, cuatro, y cinco segundos, recibe el mensaje de texto en su celular e introduce la mano en el bolsillo. Unos metros más allá el coche deportivo acude a su trágica cita. Al otro lado de la calle un joven que llegaba sonriente acaba de presenciar un accidente mortal.

Ahora imaginemos que la chica sale de su casa como todos los días. Tira la bolsa de basura en el contenedor y se acerca al paso de cebra.

Dos días antes un joven empresario recibe su nuevo coche deportivo, como era de esperar en el tiempo previsto, no puede esperar para ver como funciona.

Volviendo a la actualidad la chica se dispone a cruzar el paso de cebra justo cuando recibe un mensaje de texto en su móvil, cruza el paso de cebra, al otro lado un joven ha comenzado a cruzar en la dirección opuesta. Sus miradas se cruzan un instante pero ella esta demasiado ocupada leyendo el mensaje y no presta atención. Nunca más se volverán a encontrar.

.......................................................................................................

Marc Caballer

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: