¿quienes somos?

¿Como saber quiénes somos?

Es conocido que; en la psicología budista uno de sus temas fundamentales es la naturaleza del yo, Para esto usa la pregunta, ¿Quién soy yo? Con el fin de escudriñar en este concepto que abrazamos y aceptamos como permanente. ¿Yo soy mi cuerpo o mis pensamientos? ¿Soy mi trabajo o mi historia familiar? Si te enfocas bien, generalmente nos identificamos con ciertas ideas, experiencias o historias para saber, con alguna certeza lo que somos. ¡Soy! Esto o aquello, mecánico, padre… Solo tienes que revisar los perfiles de las redes sociales, Grafican de forma excelente los ejemplos de identificación y definición del yo.

Existe un libro llamado, La sabiduría del Corazón, escrito por Jack Kornfield, donde este autor transita, eludiendo de forma excelente este tema. Él; ahí explica los estados mentales que crean la ilusión del yo, por una parte está la auto observación que toma ciertas cosas de la experiencia diaria para definir el yo y, decir soy así y esto es mío, la segunda es la visión comparada que hace una evaluación de esa sensación del yo, cómo mejor, peor o igual a los otros. El producto de este bagaje de percepciones, sensaciones e ideas que aceptamos a cada instante, de ahí nace nuestro concepto de quienes somos

Lo que tomamos como el yo es, tentativo, ficticio, construido al abrazarnos e identificarnos con una parte de la experiencia, escribe Kornfield, de esta manera el yo surge, solidificándose así mismo, como el hielo que flota en el agua. El hielo realmente está formado de la misma sustancia que el agua. La identificación y el aferramiento endurecen el agua para convertirla en hielo. Similarmente nos percibimos a nosotros mismos como entes separados. ¿Separados de qué? Del resto de los seres, del Universo mismo.

quien soy

Psicología Occidental

Opera en la psicología occidental, la capacidad para entendernos como personas independientes, funcionales y, con una identificación definida, esto es clave para el desarrollo de la personalidad, Es el ego (yo), cuando este ego opera de forma saludable, positiva, pone a nuestra disposición las habilidades que necesitamos para conducirnos en la vida. Por el contrario; un ego frágil, nos puede llevar a problemas graves de salud mental, así; cómo a un ego exagerado o despiadado.

A todos nos es necesario un yo para movilizarnos en el mundo, pero; por otro lado esto no significa que seamos eso y ya. Es, cómo cuando vivimos una circunstancia atípica que nos produce alegría, regocijo, satisfacción. Eso; toca en el momento de la experiencia, lo que soy (lo que somos); consciencia. Un momento cuando el hielo del yo; se derritió, para mezclarme con el hielo de la experiencia. Me encontraba ahí con todo mi cuerpo, mi pelo alborotado y, mi sonrisa de satisfacción, viviendo, experimentando, una conexión con el todo en profundidad, a mi alrededor y conmigo mismo. Quien miraba detrás de mis ojos, era; la consciencia que somos todos. Ahí terminó mi búsqueda

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: