Saber ganar y saber perder

Tan  importante es saber ganar como saber perder

En la vida hay veces que se gana y otras se pierde, no siempre se puede ganar.

Ganar con  humildad significa respetar al contrario, cuando se gana se debe actuar de forma consecuente y ser generoso con todos, tanto con los que otorgan a alguien su confianza, como con aquellos que no lo han hecho.

Saber perder

En demasiadas ocasiones, a algunos les resulta demasiado complicado aceptar su derrota y se sienten frustrados por ello. A nadie le gusta perder, pero en la vida no siempre las cosas son blancas o negras, también están los tonos grises.

Saber perder es tan importante como saber ganar,  y aceptar la derrota.

Enfadarse por perder en cierta medida es lógico, lo que ya  no lo es tanto es cuando se pierde decir que lo importante es participar. Cuando en realidad no se acepta esa derrota, puesto que se entra en un estado de rabia, odio y rencor que solo sirve para ir contra quien ha ganado de forma limpia y legal.

Es ser un mal perdedor, quienes son así actúan contra el ganador  con una inmensa rabia y odio, atacan todo lo que representa esa víctoria, tanto al que ha ganado como a todo su entorno.

Saber ganar

Para demostrar que se sabe ganar, es necesario ser humilde y aceptar la víctoria, como la recompensa a los esfuerzos realizados para conseguirla. Ganar no es fácil  y no se logra, creyendo que llegar hasta ella ha sido un camino de rosas.

Tampoco es de buen ganador, creerse mejor que los demás. Si algo caracteriza al buen ganador es el ser agradecido y no creerse más de lo que es.

Saber ganar y saber perder

Para saber perder, se debe tener elegancia y abandonar la soberbia. Se debe respetar al rival y reconocer su víctoría. Y para saber ganar no hay que ir humillando a los demás y presumir de sus éxitos. 

 



Saber ganar y saber perder

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: