sábana santa

SÁBANA SANTA DE TURÍN, ¿VERDAD O MITO?

La SABANA SANTA DE TURÍN, también llamado el Sudario de Turín, es una tela elaborada a base de lino en la que se observa calcada la imagen de un hombre. Es la sábana en la cual envolvieron el cuerpo de JESÚS EL NAZARENO tras ser crucificado. Nunca en la historia un trozo de tela de lino ha sido tan bien guardado, protegido, investigado a la vez que discutido. Protegido por los creyentes, desacreditado por aquellos que quieren confundir a la humanidad por las mismas razones por las que intentan restarle importancia al mayor libro de la historia, la Santa Biblia, e incluso a nuestro Creador. Se le llama de Turín, porque es en dicho lugar donde se halla guardado desde hace varios siglos.

¿Qué tiene de especial la Sábana Santa?

sábana santa

LA IMAGEN

Según nos transmite la Historia Sagrada, tras fallecer en la cruz esa misma noche bajaron su cuerpo y se lo llevaron al sepulcro, lo limpiaron y le envolvieron en lino fino en el cual se hallaba envuelto hasta su resurrección. El rostro de Jesús quedó impregnado en esta tela como si de una imagen en 3D se tratase. Los estudios realizados sobre esta tela confirmaron los azotes que recibió Jesús antes de morir, así como la punción de la lanza que recibió por parte del soldado romano dentro de su costado. El lino contiene la sangre del Mesías. Gracias a la sábana y la imagen que contiene, se han podido conocer y afirmar varias características del MESÍAS. Se intentaron realizar réplicas con otras personas para comprobar si la imagen de dichas personas quedaba igualmente marcada. Ninguna de las pruebas tuvo éxito, no se obtuvo nunca el mismo resultado. ¿A qué se debe la impregnación tan clara de la imagen de Jesús? Existen varias teorías acerca de la formación de la imagen en la sábana. Para quienes deseen indagar en este tema, estas teorías como otros detalles se encuentran en el siguiente enlace:

http://www.sabanasanta.org/

sábana santa

SU ANTIGÜEDAD

Tras unos estudios exhaustivos de su material, podemos afirmar que procede de la época de Jesucristo. Se han tomado muestras de la sábana y estudiado tanto el material obtenido, como la manera de tejer aquella sábana. Ambos aspectos ayudaron a ponerle una fecha aproximada a su elaboración. Aunque unos primeros estudios consiguieron confundir la fecha de la datación por hallarse restos de carbón en la sábana, puesto que se salvó en dos ocasiones de ser quemado. La primera ocasión fue en la destrucción de Jerusalén.

LEYENDA

El historiador Eusebio se refiere a esta leyenda que cuenta del Rey Abgaro de Edesa. Ésta narra que el rey, Abgaro V, padecía de lepra, por lo cual escribió una carta invitando a Jesús a casa. Jesús le respondió a su carta refiriendo que tras su ascensión le enviaría a uno de sus discípulos, y así fue. El rey recibió más tarde la visita de uno de los primeros discípulos de Jesús y traía consigo la SÁBANA SANTA. El rey se envolvió en esta manta porque tenía FE en el poder de curación de JESUCRISTO. Dicho y hecho, el rey se curó de lepra. Aunque este relato se tenga por leyenda, recuerda mucho al relato bíblico de una mujer enferma que con tan sólo tocar la punta del vestido de Jesús se quedó curada por su gran fe en el poder de curación del Hijo de Dios.

Mucho se ha escrito y discutido acerca de la Sábana Santa de Turín. No obstante, es una de las pruebas más esclarecedoras y contundente que afirma la existencia y veracidad del MESÍAS. Gracias a los avances tecnológicos y científicos, nos acercamos cada vez más a la verdad. Sino, invito a ver el siguiente video que aporta más datos tanto interesantes como esclarecedores.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: