amor, amor

A veces una ruptura sentimental se produce de manera precipitada y no porque se haya terminado el amor. En estos casos es bueno intentar darse una segunda oportunidad. 

No hay nada más complejo que una relación de pareja. Sobre todo cuando deciden que  ha llegado el momento de convivir juntos. La convivencia deteriora muchos aspectos de la relación. 

Al inicio todo resultaba bonito y se conseguian las peticiones con relativa facilidad, pero con el paso del tiempo y el desgaste propio de la convivencia se convierten en discusiones, las discusiones en acusaciones, y tras las acusaciones llegan las negociaciones para tratar de seguir juntos. Se transforma  en un círculo vicioso del que es muy complicado salir. 

Lo que el amor inicial cegó y  ocultó  a las emociones que sentían en los primeros instantes, el tiempo se encarga de ponerlos en su sitio. Lo cierto es,  que ninguno de los dos mintió sobre algún defecto u ocultó su forma de ser para tratar de entrampar la relación. El amor, esa fuerza que arrasa con todo lo que pilla por el camino, convierte a la persona en alguien optimista y a la vez ciega.

De que manera  el paso del tiempo afecta al amor

Con el paso del tiempo que el amor se transforma, es una realidad. Esa transformación se convierte en una responsabilidad de quienes comparten ese amor. Igual que el cuerpo también va sufriendo cambios con el transcurrir del tiempo y la  persona quiere que sus efectos se noten poco; esa es la mejor manera en la que el amor debe sufrir esa transformación. Al contrario de lo que sucede con el cuidado del cuerpo, donde cada uno es responsable de su deterioro, el cuidado del amor  es cosa de dos y quitando que una de las partes ya no quiera continuar con la relación o no le de importancia a como sea la evolución del sentimiento, la forma en la que evolucione el amor es responsabilidad de los dos.

Cambios en la relación de pareja

Los cambios llegan inevitablemente y cada persona tiene que asumirlos. La mayor parte de las veces las quejas vienen dadas por lo que se hizo o se dejó de hacer. Durante las discusiones que se mantienen y después de ellas es cuando vienen los arrepentimientos y las promesas.

Es cierto que en muchos de los casos los dos tienen cosas que mejorar, pero normalmente la esperanza de que esto suceda se centra en que sea la otra persona la que cambie. Algo que es difícil que ocurra.

Sensación de infelicidad

Con el paso del tiempo lo que ha sucedido es que se ha quitado la venda de los ojos y del corazón y se ha ido descubriendo la verdadera forma de ser de la pareja, llegando a pensar que al principio fueron engañados, pero en realidad todo estuvo siempre ahí. Al  inicio de la relación de pareja el amor no deja ver. Al pasar a la segunda etapa del amor ya se puede ver; se realizan todo tipo de preguntas y también muchas cosas resultan molestas. En la tercera es cuando ya se ha discutido mucho e incluso se está dispuesto a romper la relación de pareja.

Lo que sucede es que la sensación de infelicidad se produce porque no se reflexiona.

El verdadero cambio se produce cuando hay aceptación y tolerancia

Aunque uno de los dos trate de reducir el número de cosas que le molestan del otro. O quiera que determinados momentos sean más intensos, si se desea que de verdad se produzca el verdero cambio es necesario animarse a llevar a cabo dos conceptos fundamentales de la convivencia entre seres humanos, como son la aceptación y la tolerancia.

Dicha aceptación y tolerancia llevará también a tener momentos de felicidad, porque ser feliz es algo que elige cada persona.

 

 

 

tolerancia, tolerancia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: