El ruiseñor Cantor

El ruiseñor, pequeño pero muy especial.

Han pasado muchos años de lo que voy a contar:

Había un emperador con el palacio más espléndido en el mundo, lleno flores maravillosas de las cuales colgaban campanillas de plata que sonaban para que nadie pasará de largo sin fijarse en ellas, el jardín era tan extenso que los jardineros no sabian donde terminaba.

Si caminaba mucho te encontrabas con el bosque más espléndido que se pueda imaginar, aquel bosque llegaba hasta el mar profundo y azul; donde las embarcaciones podían navegar bajo las ramas donde vivía un ruiseñor que cantaba primorosamente.

Ruiseñor del

Los viajeros hablaban de el y los sabios que pasaban bajo las ramas escribían libros, poemas y fueron esparcidos por todo el mundo. Y uno de esos libros llegó a manos de emperador que al verlo se preguntó, “Cómo es posible que viva en mi reino está avecilla y no o supiera yo”.

Todos se dirigieron al bosque, al lugar donde el ruiseñor Solía situarse.

Al escucharlo al emperador le rodaron lágrimas en su rostro y al ver eso el ruiseñor con más alegría siguió su canto.

El emperador lo invitó al palacio y le regaló una Jaula de oro y con permiso de salir dos veces al día.

 

Ruiseñor del

Un día recibió un paquete el emperador era un ruiseñor mecánico decorado con hermosos diamantes y piedras preciosas y cantaba una melodía hasta treinta veces sin cansarse.

Pasaron los días y cuando el emperador se acordó de el verdadero ruiseñor pero este se había escapado y el emperador muy enojado lo desterro para siempre.

Pasaron cinco años y el emperador enfermó y su ruiseñor mecánico ya no funcionó.

Un día su enfermedad lo hizo ver que la muerte iba hacia él con una espada y un estandarte, mirada al emperador con sus grandes órbitas vacías.

Ruiseñor del

De pronto resonó un maravilloso canto en la ventana, era el ruiseñor, había acudido a llevarle consuelo y esperanza al emperador, con su canto se esfumaban los espectros y hasta la muerte puesto atención y dijo:

"Sigue pequeño ruiseñor sigue"

Si, pero me darás la espada y el estandarte?

Te marcharas luego?

Y la muerte le dió todo aquello mientras el ruiseñor cantaba del silencioso cementerio donde crecen rosas blancas, donde la fresca hierba es humedecida con las lágrimas de los que se quedan, la muerte sintio nostalgia de su jardín y salió por la ventana, flotando como una fría y blanca neblina.

Gracias, gracias dijo el emperador y perdóname por haberte desterrado Como podré pagarte?

Ya lo has hecho dijo el ruiseñor, Arranque lágrimas tus ojos la primera vez que me escuchaste y eso nunca lo olvidaré porque son como joyas que llenan de gozo el corazón de un Cantor.

Te quedarás conmigo siempre? Preguntó el emperador romperé el pájaro Artificial en mil pedazos.

Por favor no lo hagas, dijo el ruiseñor, el cumplió su misión mientras pudo. Yo no puedo quedarme pero vendré a cantar para que estés contento. Cantaré a los que son felices y a los que sufren, del mal y del bien, volare lejos hasta la cabaña del pobre, el tejado del campesino, hasta los que están lejos de tí, prefiero tu corazón que tú corona…. Pero prométeme una cosa.

!!Lo que quieras!! Contestó el emperador

No le digas a nadie que tienes un pajarillo que te cuenta las cosas.

Así sera dijo en emperador, y pasó el tiempo y siempre lo visitó EL RUISEÑOR...

 

Gracias por ver esta historia los invito a darle me gusta y compartir si es de su agrado.

Gracias y bendiciones...

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: