israel

rosh hanikrá israel

ROSH HANIKRÁ, ACANTILADOS BLANCOS Y GRUTAS, EN ISRAEL

   Rosh Hanikrá se encuentra en la costa norte de Israel, en la región de Galilea. Sin duda es uno de los puntos turísticos más interesantes de aquel país debido a su belleza natural. En tiempos antiguos sólo se podía acceder a las grutas de Rosh Hanikrá buceando, pero hoy en día existe un funicular que posibilita la llegada desde tierra. Es el funicular más empinado del mundo y las vistas desde el mismo son espectaculares. El trayecto dura solo dos minutos y desciende desde una altura de 70 metros sobre el nivel del mar.

rosh hanikrá israel

   Las grutas de Rosh Hanikrá se formaron a lo largo de miles de años, desde que unos golpes subterráneos perforaron la roca. La acción de la lluvia penetrando por las grietas y disolviendo la roca caliza, unida al fuerte oleaje del mar contra el acantilado, formaron grutas y pasillos subterráneos de gran belleza. En un recorrido de 200 metros los visitantes de Rosh Hanikrá pueden disfrutar de una maravilla de la naturaleza, donde los tonos azules del agua del mar cambian constantemente. Impresionante resulta también el sonido de las olas contra el acantilado desde el interior de las grutas.

rosh hanikrá israel

   En una sala de proyecciones de Rosh Hanikrá, los visitantes pueden ver un documental de 15 minutos donde se explica la formación de las grutas, las leyendas en torno a ellas, qué animales viven allí etc. Todo acompañado de un espectáculo virtual de luz y sonido captado de la realidad. El documental se ofrece en siete idiomas, uno de los cuales es el español.

rosh hanikrá israel

   En la zona de Rosh Hanikrá también hay un bonito paseo marítimo que sigue el mismo trazado que en la antigüedad. Más tarde, en la época de dominación británica, los ingleses construyeron un ferrocarril del que todavía quedan algunos vestigios. A lo largo del paseo marítimo de Rosh Hanikrá se pueden ver las pequeñas calas en las que trabajaron los fenicios establecidos en la zona de Rosh Hanikrá. Allí obtenían y secaban la sal. También extraían rocas para la construcción de casas en sus asentamientos costeros. Este paseo marítimo se cruza con la reserva natural de Rosh Hanikrá, donde está la playa de Betzet, una de las más bonitas de Israel. Allí acuden muchas tortugas marinas gigantes a poner sus huevos.

rosh hanikrá israel

 

Créditos fotos Rosh Hanikrá (Israel)

1-Masa.co.il
2-M.Aronov
3-Muhammad Musa Shawan
4-Ss9100
5-Aunt Laya

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: