La rosa de los vientos

La rosa de los vientos

La rosa de los vientos

La rosa de los vientos

La rosa de los vientos

LA ROSA DE LOS VIENTOS.

La Rosa de los Vientos en la navegación.

La primera Rosa de los Vientos expresada claramente como la flor de lis representativa del Norte corresponde a la carta náutica de 1504 del navegante portugués Pedro Reinel, misma que con el paso del tiempo fue adoptada en otras cartas náuticas y su uso perdura en la actualidad.

La Rosa de los Vientos consiste en un círculo que contiene a su alrededor los rumbos en que se divide la circunferencia del horizonte. Se cree que fue inventada por Raimundo Lulio, aunque el conocimiento pleno de la misma, es atribuido a la descripción detallada que realizó Plinio el Viejo.

En las cartas de navegación este símbolo se encuentra integrado por treinta y dos rombos unidos por un extremo, mientras el otro permanece señalando el rumbo sobre el círculo del horizonte. Sobre el mismo se ubica la Flor de Lis documentada a partir del siglo XV y con la cual se representa el Norte.

Los nombres de los vientos, según su procedencia, son: Tramontana (Viento frío del Norte), el Gregal (viento del noreste, frío y seco por provenir del archipiélago de las Islas Baleares), el Levante (viento del Este), Siroco (viento del sudeste), Ostro (viento del sur), Lebeche (viento del suroeste), Poniente (viento del oeste) y el Mistral (viento del noroeste).

Los navegantes árabes del Mar Rojo y del Océano Índico se orientaron –más que de los vientos—con las señales celestes y utilizaron la rosa de treinta y dos puntos a finales del siglo décimo.

Las observaciones se basaban en las respectivas posiciones de orto y ocaso de una serie de estrellas e incluso asterismos como las Pléyades, la Cruz del Sur y el Cinturón de Orión.

La estrella Polar (Polaris) ubicada en el hemisferio norte, sirvió como guía para calcular el eje meridiano N-S, mientras que la Cruz del Sur era la señal irrefutable de la presencia del hemisferio con el mismo nombre. Como estrella polar meridional, se ubica Sigma Octantis, que es imposible admirar a simple vista.

Los restantes treinta puntos siderales están determinados por el orto y las quince estrellas del hemisferio boreal.

En sus posiciones de norte a sur, tanto de orto como de ocaso, la Rosa de los Vientos adquiere diversidad, transformándose en histórica con 8 puntos, de 16 puntos, de 32 (la más grande del mundo, dibujada en el suelo desértico en la Base de la Fuerza Aérea Edwards, en Estados Unidos; la de 4 puntos, las internacionales de 8, de 16 y 32 puntos respectivamente; la de Seamus Macgill, la catalana y la que posee graduación.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: