Ropa de segunda mano

Ropa de segunda mano

Las tiendas de ropa de segunda mano son hoy en día un mercado en alza. Si bien hace unos años comprar ropa de segunda mano estaba relacionada con prendas consideradas cutres, hoy es vintage.

Esto ya existe desde hace muchos años en ciudades como Londres y Nueva York, donde es fácil encontrarse a una supermodelo en busca de tendencias del pasado para crear un look exclusivo. En España esto lleva relativamente poco tiempo, pero después de estos años de crisis, son ya indispensables incluso en ciudades pequeñas.

Estos negocios son regulados igual que los demás, ya que no hay ninguna legislación especifica para la compra-venta de productos de segunda mano. Tienen que darse de alta y pagar el IVA. La fijación de precios es libre. La fuente de recursos del negocio es la venta de productos del cliente a la tienda, y es de esperar, ya que cada español se deshace de siete kilos de ropa al año. Asimismo, esta vende las prendas a un 50 o 70% de su precio original, dependiendo de su calidad y estado.

Ceñirse a la moda aveces puede resultar aburrido. Encontrarse en una cena a otra persona con un vestido igual que el tuyo, o no encontrar lo que buscas porque simplemente ya no se lleva...un fastidio. Por este motivo, y como no, el bajo coste, hacen de la ropa de segunda mano un gran aliado para cada vez más personas.

Darse una vuelta por una de estas tiendas con aspecto de bazar es divertido, incluso emocionante. Rebuscar entre los montones de ropa hasta dar con la prenda que nos llame la atención, nos gusta. Lucirla después sintiéndote diferente por haber salido de los cánones de la moda, nos gusta aun más. Porque ya todo esta inventado, todo se ha llevado alguna vez de una u otra manera, la clave es saber ajustarla a nuestro estilo.

 

ROPA DE SEGUNDA MANO

 

Ropa de segunda mano

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: