Guardar y colgar la ropa en forma adecuada es esencial para mantenerla bien. Después de sacársela, cuélguela al aire antes de ubicarla en el placard. Quite la pelusa con unos trozos de cinta adhesiva enrollada en un dedo o con una esponja húmeda. Para que la ropa no tenga arrugas, dóblela a lo ancho cuando la guarde en una cajonera, se arrugará menos que si la dobla a lo largo. Enrolle bufandas y chalinas de seda en los tubos de los rollos de cocina. Y si en su armario no tiene lugar para colgar las polleras, enróllelas alrededor de bolsas plásticas o papel tisú para evitar que se arrugen: de esta manera podrá guardarlas en un cajón.

Los vestidos largos no deben arrastrarse por el suelo. Para evitar que esto suceda, cosa dos presillas en la cintura, del lado de adentro, dé vuelta al revés la prenda y hágala colgar de las presillas, en una percha. Finalmente, para que los sombreros aguanten hasta la temporada introdúzcalos en bolsas, de la siguiente manera: infle el nylon para que haya suficiente espacio, coloque el sombrero adentro y cierre con cinta adhesiva.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: