Una de las ciudades más visitadas de la provincia de Málaga, es Ronda, por su larga historia y su enclave geográfico espectacular. Se asienta sobre una meseta al borde de un profundo precipicio excavado por un río donde se asoman construcciones de su centro histórico ofreciendo una estampa sin igual. Ciudad de larga historia, por ella han pasado todas las culturas que transitaron por la península a lo largo de miles de años de diversas invasiones, romanos, visigodos y musulmanes que se asentaron en la ciudad por el enclave estratéjico que ha facilitado la defensa de la ciudad pues desde ella se dominan los caminos de la baja Andalucía.

fotografia

Sobre una meseta rocosa, la ciudad se divide en dos partes por un cañón conocido por el Tajo de Ronda por el que discurre el río Guadalevín, afluente del río Guadiáro. El Tajo de Ronda es un desfiladero donde está situada la ciudad y en el lugar más fotografiado de toda Andalucía por los visitantes ya que este lugar tiene una larga historia de suicidios de personas que han elegido este lugar para lanzarse al vacío.

fotografia

Ronda, famosa también por las corridas Goyescas que se celebran cada año los primeros días de septiembre, recibe una gran cantidad de visitantes no solo en estas fechas sino en cualquier época del año ya que su rica gastronomía es un atractivo más que da fama a este lugar, desde donde se divisa un panorama difícil de olvidar.

fotografia

fotografia

La serranía de Ronda guarda mil leyendas de bandoleros que encontraron refugio en ella pues destacan los majestuosos bosques con grandes precipicios donde por su peligrosidad pocas personas se atrevían a entrar. Son muchos los bandoleros que aún no siendo nacidos en el lugar encontraron refugio en la serranía rondeña, como José María "El tempranillo" y otros muchos huídos de la justicia por robar a los ricos terratenientes y ayudar a los pobres de la maltrecha Andalucía de aquella época.

fotografia

El Puente Nuevo es el símbolo y el alma de la ciudad junto también con la Plaza de Toros. El primer proyecto del puente data de 1735 que era un arco de 35 metros que se derrumbó causando la muerte de más de 50 personas. Se iniciaron después unas obras que duraron 40 años de 98 metros de altura que permiten la conexión del barrio moderno con el barrio antiguo de la ciudad. Desde los balcones, las vistas de las casa al borde del precipicio, son espectaculares. 

FOTOGRAFIA

Además de la muy famosa corrida de toros goyesca, destacan la feria de Interés Turístico así como la Semana Santa que recibe una gran cantidad de público y en los últimos tiempos va cogiendo gran auge su carnaval.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: