fotografia

La entrada de la robótica en las empresas preocupa mucho por la pérdida de puestos de trabajo que ya está empezando a suceder. Los grandes empresarios han visto en los robots una forma de reducir gastos de personal y han hecho muchos números para ver si la inversión en estos empleados de hojalata les salen a cuenta lo que a largo plazo parece que si, que producen grandes beneficios a las empresas. Ahora a los gobiernos les toca pensar con la cabeza, algo a lo que no están muy acostumbrados pero ante esta nueva etapa de la revolución robótíca no les quedará más remedio que buscar soluciones.

fotografia

fotografia

Si no hay menos personal humano en las empresas no habrá quien pague cuotas de la Seguridad Social y por consiguiente no habrá dinero para pagar las pensiones según el sistema actual que rige en España. Por otra parte pagar más impuestos no le gusta nada especialmente a los que más tienen y los más pobres no tienen para hacerse un plan de pensiones. Si los robots sustituyen a los trabajadores de siempre que paguen lo que estos pagaban cuando ocupaban el puesto. Este "impuesto robótico" lo tendrán que pagar los empresarios que deberán hacer más números para añadir este pago, pero seguramente les seguirá siendo más beneficioso que contratar personal humano que siempre dan problemas.

fotografia

Los robots no hacen huelgas, no cogen la baja por enfermedad, no hablan pestes de la empresa ni denuncian por despido improcedente y si un robot sale defectuoso apretando un botón se le quita de en medio. Por tanto, a pagar los robots que ocupen puestos de trabajos y las pensiones estarán aseguradas para siempre.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: