Robert Evans es uno de los mejores productores cinematográficos de todos los tiempos. Evans nació en Nueva York en 1930, sin imaginarse la suerte que tendría a partir de un encontronazo afortunado.

Robert

    Comenzó su carrera como actor, pero fue considerado realmente mediocre. Realizó pequeños papeles en películas como El hombre de las mil caras o Mujeres frente al amor. En los años 60 se convirtió en un uno de los mejores productores de la Paramount, lo que le permitió convertirse en productor independiente de Paramount y realizar películas como Rosemary’s Baby, Chinatown, Love Story o The Godfather. Todos ellos grandes éxitos de la época.

 

El Padrino

    Robert Evans ascendió rápidamente, pero su camino se vio truncado numerosas veces. A pesar de su gran talento, muchos quisieron ponerle trabas y acabar con su carrera. Una de esas trabas fue su relación con la actriz Ali MacGraw, conocida entre otras por películas como Love Story o La Huída. Precisamente se conocieron en el rodaje de Love Story, surgiendo el amor rápidamente entre ellos. Robert Evans y Ali McGraw se casaron, tuvieron un hijo, pero debido a la pasión con la que Evans vivió la producción de El Padrino y la pasión con que ella rodó La Huida el amor se acabó inesperadamente. Evans recibió una llamada de despedida. Ali se fugaba con Steve McQueen, su compañero de reparto. Este hecho afectó notablemente a Evans, que pasó mucho tiempo sin levantar cabeza.

Evans Rob

   Desde este momento la vida personal y profesional de Evans fue en picado. Se le tendió una trampa por compra de cocaína, estuvo con juicios meses, perdió su trabajo y tuvo que vender su mansión, su gran tesoro, aquello por lo que había luchado toda su vida. Cuando todo parecia acabado para él recibió el apoyo de sus grandes amigos. Jack Nicholson, uno de los mejores amigos de Evans, recompró la mansión de su querido amigo devolviendole parte de la felicidad que había perdido.Pero no solo eso, profesionalmente Evans también volvió a tener suerte. Un antiguo trabajador de la Paramount, ya ascendido a directivo, decidió darle una segunda oportunidad, por todas las oportunidades que le había concedido en el pasado.

Robnert

   Robert Evans representa un nuevo modelo de triunfador del cine: un triunfador que cae una y otra vez, que ve truncada su vida, pero sigue luchando por aquello que quiere y que cuenta con el apoyo de todos aquellos a los que hizo ser quien hoy son.

   Si a alguno os interesa, la vida de Robert Evans está maravillosamente plasmada en la película “El chico que conquistó Hollywood”, un documental de N. Burnstein y B. Morgen. Una pequeña delicia.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: