River

Con Ariel Ortega en el primer equipo, los millonarios empataron 0 a 0 ante Atlético Tucumán. Con este resultado, Leonardo Astrada queda en la "cuerda floja" y espera. Todos se fueron en silencio

 

Atlético Tucumán arriesgó en la segunda parte, pero terminó 0-0 ante un River Plate que se pasó de calculador.

 

En un colmado Monumental José Fierro y por la decimocuarta fecha del torneo Clausura, Atlético apenas obtuvo un punto, por lo que quedó cada vez más cerca de un descenso de categoría que difícilmente conseguirá eludir.

 

Por su parte, River tuvo la pelota en el primer tiempo y contraatacó en el capítulo decisivo, pero dejó la sensación de que se cuidó en forma excesiva. Lo suyo pareció amarrete. De cualquier modo, por algo tendrá que empezar la temporada próxima con un promedio alarmante que nada tiene que ver con la historia del club.

 

Es más, el equipo de Leonardo Astrada hace cinco cotejos que resulta impotente para convertir. Claro que la anemia de ninguna manera es reciente, ya que apenas hizo ocho goles en catorce fechas.

 

En el primer período Atlético fue inexpresivo y River dispuso de la pelota, pero el problema consistió en que la utilizó más para evitar que le hicieran daño que para complicar al adversario.

 

Por el lado del River dominador del balón sólo se vieron pinceladas de Ariel Ortega para asistir a sus compañeros, pero en su equipo hubo abundancia de mediocampistas y Gustavo Bou quedó como un punta solitario.

 

Ante semejante falta de ideas para llegar hasta la valla del rival, los dos conjuntos apelaron a remates desde larga distancia para tratar de sacar provecho de un sorpresivo boleto ganador.

 

En la segunda parte, el local mejoró y buscó quebrar a un oponente que se retrasó en demasía. Se animó un poco más Atlético porque tuvo más oxígeno a la mitad de la cancha. Al menos dejó en evidencia actitud, el deseo de hacer el máximo esfuerzo en procura de la victoria, más allá de las también elocuentes limitaciones.

 

River se retrasó sin la pelota y se quedó sin juego, pero sí tuvo algunas oportunidades clarísimas, como dos que protagonizó el Burrito Ortega.

 

Sobre el desenlace el visitante estuvo a punto de imponerse, pero Mauro Díaz cabeceó desviado, a pesar de que recibió el esférico en una posición ideal.

 

En definitiva, los dirigidos por Mario Gómez dejaron en claro en el segundo segmento su profundo deseo de ganar, pero fallaron por falta de claridad.

 

Respecto de River, cuando tuvo la pelota en los 45 minutos iniciales lo suyo fue chato. Luego, cuando optó por especular con la desesperación ajena, dejó una imagen de timorato y amarrete.

Tras el partido, ni el entrenador ni los futbolistas ni los dirigentes abrieron la boca para atender al periodismo. Sólo hubo un mínimo informe del departamento de prensa para precisar que la delegación emprenderá a las 10.30 del lunes el regreso hacia Buenos Aires.

Todo parece indicar que el 0-0 ante Atlético Tucumán le permitirá a Astrada seguir intentando revertir la paupérrrima campaña el sábado próximo, cuando reciba al encumbrado Godoy Cruz.

Síntesis:

 

Atlético: Lucas Ischuk; Andrés Bressán, Javier Páez, Juan Manuel Azconzábal, Deivis Barone; David Drocco, Martín Granero, Claudio Vargas; Juan Pablo Pereyra; Emanuel Gigliotti y Fabio Escobar. Director técnico: Mario Gómez.

 

River: Daniel Vega; Nicolás Sánchez, Alexis Ferrero, Facundo Quiroga; Facundo Affranchino, Matías Almeyda, Ezequiel Cirigliano, Matías Abelairas; Mauro Díaz; Ariel Ortega y Gustavo Bou. Director técnico: Leonardo Astrada.

 

Cambios en el segundo tiempo: desde el reinicio, Damián Musto por Drocco(AT) y César Montiglio Escobar(AT); a los 17, Luis Rodríguez por Barone(AT); a los 18, Juan Antonio por Bou(RP); a los 35, Daniel Villalva por Ortega(RP).

 

Estadio: Monumental José Fierro (de Atlético). Arbitro: Saúl Laverni.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: