Después de la geografía y la historia:  ¡Un poco de música!

  El cha-cha-chá fue creado por el flautista, compositor y director de orquesta Enrique Jorrín. Su nombre responde al sonido de los pasos al bailar.

  Como todo género realmente popular no nació de la nada. Surgió de un proceso de evolución y de experimentación del músico Enrique Jorrín, fundamentalmente con el danzón.

  Durante su juventud, Jorrín sólo componía danzones. Al principio, el joven respetaba todos los cánones musicales propios del género pero después, poco a poco, se fue permitiendo pequeños cambios, que lo acercaron cada vez más a su cha-cha-chá.

  En 1948, siendo Enrique Jorrín el director de la Orquesta América, dio a conocer “La engañadora”, canción con un nuevo tipo de melodía resultante de sus experimentos musicales; introduciendo un trío de cantantes que entonaban al unísono el tema de la composición (el danzón clásico es exclusivamente instrumental), y esto le daría un tono característico al nuevo género.

  El estilo gustó a los que bailaban. El nombre original fue: neo-danzón, un nombre realmente no muy atractivo

  El nombre conocido nació con ayuda de los bailadores, al acoplarse ellos con el ritmo. Se descubrió que los pies marcaban un sonido peculiar al rozar el suelo, precisamente en tres tiempos seguidos: cha-cha-chá; y de ese sonido, nació, por onomatopeya, el nombre del ritmo. El neo-danzón es sólo el nombre original del cha-cha-chá.  

   El ritmo se extendió rápidamente por todo el continente americano; sobre todo en México, hasta también donde llegó Jorrín. Su rápida difusión se debió a que es un baile festivo e intermedio, ni muy rápido ni muy lento, por lo que cualquier persona, con pocas nociones de danza, es capaz de bailar y disfrutar con él.  Este estilo comenzó a crear procedimientos propios, gracias al trabajo de compositores cubanos como Jorge Zamora, Richard Egües, Rafael Lay y el propio Enrique Jarrín. También mexicanos, por ejemplo Ramón Márquez.

  Se baila con dos movimientos lentos y tres rápidos (sumando una pausa).

  Es un baile sensual y su característica principal es el movimiento de caderas, como en todos los bailes provenientes de la zona del Caribe.

  Este ritmo rápidamente se convirtió en un baile popular y de salón.                                          

  Los instrumentos que originalmente conformaron el ritmo fueron: el Piano, el Bajo, la Flauta, elementos de Percusión y una sección de cuerdas.

  Los grupos más importantes que inicialmente interpretaron el cha-cha-chá, fueron las orquestas Aragón, América, Los cariñosos y la de su creador, Enrique Jorrín.

  Destacándose canciones como "El Bodeguero", "La engañadora", "Los Marcianos", "Rico Vacilón", "Me lo dijo Adela", "Corazón de melón", "Cuéntame" y  "Que vengan los bomberos".

  Con unas maravillosas posibilidades de disfrute y baile.

Bailando cha-cha-cha

Una música muy cubana

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: