Río Arnoia, Orense

El río Arnoia, a su paso por la localidad de Allariz, Orense, invita a detenerse y percibir la paz que su cauce transmite

Siguiendo el cauce del río que cruza la población y, la separa por el puente de San isidro, se pueden admirar los maravillosos monumentos, que hacen que el visitante realice un viaje al pasado, recordando la grandeza que tuvo la localidad en otra época. 

El paso del río Arnoia por el Puente Romano

Dando un relajante paseo, el turista llega hasta el puente romano, que fue la puerta de entrada al pueblo de Allariz, en épocas pasadas fue una importante ciudad medieval.

El puente se ha convertido en parada obligada para toos los turistas, ya que los paisajes que se pueden admirar desde él son dignos de la mejor estampa. 

En la época medieval, el puente estaba defendido por los caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén. Desde el puente, se admira el castillo, del que en en la actualidad se conservan las murallas que rodeaban el pueblo. 

Los hermosos paisajes

Al salir de Allariz y continuando hacía abajo por el cauce del río, el turista disfruta de los hermosos paisajes que se pierden entre los senderos que lo conducirán hasta un antiguo molino, que en la actualidad está restaurado y convertido en una casa rural. En este lugar el turista encuentra lo que busca, paz y tranquilidad. 

Las aguas del río Arnoia

El río Arnoia, constituye por sí solo una belleza que la naturaleza pone a disposición de todo el que la quiera contemplar. Hacer una parada en cualquiera de sus rincones, para contemplar sus corrientes, sus aguas cristalinas y transparentes, aportan al viajero una paz infinita.

Cuando el turista abandona la zona, se queda con la sensación de haber regresado al pasado y de haber podido gozar del privilegio de contemplar la maravilla que es el Río Anoia, por lo que le quedarán deseos de volver a caminar por él. 

 

 

 

 


Río Arnoia, Orense

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: