En este mundo moderno, donde a nivel financiero se habla del riesgo de liquidez, con la intención de las normas, de volverlo una herramienta de control y prevención.

Es de suma importancia conocer la seriedad con que se ha tomado el tema, por que a pesar de ellas (las normas), el planeta sigue presentando colapsos financieros, ya sea desde la parte pública como privada.

Para nadie es un secreto que la incertidumbre reina, siendo en la mayoría de los casos, el escudo protector de la gente encargada de prevenir el riesgo.

Por todo lo presentado, bien valdría la pena revisar las metodologías empleadas, donde lo seguro será la aplicación al pie de la letra de modelos matemáticos, en abandono de asociar algo así, como la picardía humana.

En mi opinión a los modelos matemáticos hay que ayudarles con la lúdica netamente humana, el hombre juega y descubre, el hombre juega e inventa.

Uno de los juegos más utilizados en los últimos años, son las simulaciones, las vemos para conquistar el espacio, para conducir vehículos terrestres o voladores, para proyectarnos físicamente en el tiempo.

Financieramente en internet, si buscamos ejemplos de simulaciones, lo que encontramos generalmente, es como calcular la cuota de un crédito, debemos entender entonces, que los trabajos realizados en la materia, son restringidos para el público.

Las simulaciones combinando la historia con las proyecciones, en diferentes escenarios es el camino a seguir, sin restringir ideas ni personas.

El mayor temor de los gerentes, es ser acusados de tener grupos dedicados al juego, “con tales simulaciones, eso es trabajo de charlatanes, por que el futuro no lo sabe nadie”, opiniones de los acusadores.

En una primera impresión, parece que la frase: “el futuro no lo sabe nadie”, suena razonable, pero la verdad es que, quién se imagina el caos, puede tener tiempo para encontrar el antídoto.

En el trabajo de construir la organización deseada en el ambiente financiero apropiado, con las simulaciones en la metodología citada, toda persona sin importar su grado de escolaridad, con sus ideas por absurdas que nos parezcan, caben perfectamente, y su análisis nos puede arrojar excelentes resultados.

La picardía citada al comienzo, no es más que el sentido común, que es la primera aproximación al conocimiento, por lo tanto nadie posee conocimiento cero, su participación puede ser vital.

A pesar que muchas personas no puedan capacitarse en las universidades en las disciplinas económicas, y algunas ni en la capacitación básica y media, su sentido común es muy aguzado, la historia de grandes empresarios dan cuenta de ello.

El sentido común nos proporciona esa primera herramienta tan útil, como es la observación para percibir situaciones y asociarlas a posibles acontecimientos.

Se percibe que el hombre por el uso de la tecnología es cada vez más solitario, entonces se ofrecen bienes y servicios con esa tendencia, apartamentos pequeños, vehículos pequeños, viajes para personas solas, y así innumerables propuestas.

De tal modo, que asociar tendencias en la mediana historia, con posibles consecuencias futuras es la principal base de las simulaciones.

En muchas ocasiones el conocimiento de la historia, nos proporciona información valiosa, por que ésta por épocas se repite, un ejemplo típico es el fenómeno de al moda textil.

Ahora bien, el riesgo de liquidez como la incapacidad de responder adecuadamente en el corto, mediano y largo plazo, por las obligaciones contraídas, con los derechos financieros poseídos, si que necesita de la gente lúdica, que se atreva a formular el caos para anticipar soluciones.

Señores inversionistas, señores gerentes, tener grupos asesores del riesgo que lean, observen, que se contacten con los otros, que toda ésta información la procesen en el juego de las simulaciones en diferentes escenarios, no son charlatanes con alto costo, son gente que pueden ayudarle a la continuidad de la organización en el tiempo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: