fotografia

En la época de la conquista ya descubrieron los españoles esta costumbre de comer hormigas culones en los nativos de esta parte de América del Sur que es Colómbia. En aquel tiempo las tostaban encima de piedras que calentaban en fogatas y las repartían entre las mujeres en una especie de ceremonia. Para muchos colombianos es un manjar pero muchos visitantes no quieren ni probarlas, especialmente los españoles que somos muy reacios a comer insectos sean del tipo que sean.

fotografia

Actualmente las hormigas son capturadas y tostadas en recipientes de barro o sartenes , las salan y envasan en bolsas que se venden en comercios como si fueran patatas fritas o cortezas para el aperitivo. Estas hormigas que tienen el tamaño de una cucaracha se comen como si fueran cacahuetes pero son mucho más caras ya que solo salen de la tierra una vez al año las hembras que son más grandes.

fotografia

En Santander, en el norte, que es el único lugar del país donde aparecen estas hormigas se utilizan para varias aplicaciones en la cocina, se prepara una salsa para acompañar la carne y también se ponen en las pizzas. Un nativo del lugar opina que mucha gente piensa que comer hormigas es asqueroso pero que ellos las comen desde que son niños y están acostumbrados y lo ven normal, para ellos es como para nosotros el caviar.

fotografia

Esta variedad de hormigas son de la especie cortadoras de hojas y están dividas por varias castas que cada una tiene un cometido en la comunidad. En primavera, marzo, abril y mayo, cuando las lluvias ponen la tierra muy blanda salen las princesas desesperadas a copular. Para atraparlas hay que ponerse unas botas pues la casta de las hormigas soldado se encargan de protegerlas y muerden ferozmente a los intrusos que las quieren atrapar.

fotografia

Otro problema para los que se dedican a recolectar hormigas es que las tienen que guardar vivas o bien congelarlas hasta el momento de ser cocinadas de lo contrario se vuelven amargas. Un campesino que lleva toda su vida recolectando hormigas culonas se muestra contento frente a un buen plato de estas hormigas fritas: "Cuando más comes, más quieres".

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: