fotografia

Gran variedad de tipos de pasta se pueden encontrar en el mercado y en los últimos años también se elaboran con mezcla de hortalizas que toman su color y aportan las vitaminas de estos productos. Todo parecía indicar que fue en China donde se inició la elaboración de la pasta y esta teoría la vino a confirmar el allázgo de un tazón sepultado bajo una capa de tres metros de tierra y con una antigüedad de cuatro mil años, con los fideos más antiguos que se conocen y hechos con harina de mijo.

fotografia

Fideos encontrados en china con una antiguedad de 4.000 años.

Algunas teorías afirman que la pasta llegó a Europa sobre el siglo XIII probablemente traída por Marco Polo que realizaba viajes por rutas asiáticas. Otros países, desde tiempos remotos, como La India o algunos países árabes, elaboraban una especie de pasta que llamaban "sebica" que significa "hebra" que puede que tal vez de ahí proviene el nombre de fideos. En España, hasta la dominación musulmana, no hay documento alguno que indique que se conociera la pasta por lo que se entiende que su introducción se debe a los árabes, como tantas cosas más que nos dejaron de su cultura en los ocho siglos que permanecieron en la península.

fotografia

En España no tuvo la misma repercusión que en Italia ni alcanzó el desarrollo que allí le dieron, pero en la actualidad la pasta es uno de los alimentos más apreciados en la dieta mediterránea ya sea como primer plato, sopas, guarnición, etc, y se recomienda una vez por semana combinada con legumbres o arroz.  Hay cocineros que recomiendan cocer la pasta solo unos minutos y retirar del fuego, manteniéndola  en el agua caliente unos 4 o 5 minutos. Para saber si está al "dente", se puede comprobar si en el interior queda queda un pequeño hilo de pasta cruda, si es así, está en su punto ideal.

fotografia

fotografia

En la época veraniega donde más apetecen platos fríos, es una muy buena idea elaborar ensaladas variadas de pasta fría que se pueden dejar preparadas en el frigorífico y al regreso de la playa están perfectas para tomar. Este tipo de ensaladas, admiten todo tipo de hortalizas, carnes, pescados o mariscos, así que todo el mundo puede degustar sus sabores preferido, con la compañía de la pasta fría.

Ensalada de pasta fría con pollo

Ingredientes:

250 gramos de pasta hervida y fría.

6 o 7 tomates cherri cortados por la mitad.

3 huevos duros.

2 pechugas de pollo hervidas y cortadas en tiras.

100 gramos de queso de bola cortado en tacos.

1 lechuga cortada en juliana.

Aceite de oliva y sal.

Preparación:

Se mezclan todos los ingredientes y se aliña con aceite y sal.

Si se prefiere se puede aliñar con vinagre.

fotografia

Las ensaladas de pasta fría, admiten tanto atún como salsas de diversos tipos por lo que se puede dejar a la inspiración del que la prepara. También es una buena ocasión para aprovechar esos restos de comida que siempre se tiene guardada en el congelador y hacer una buena ensalada improvisada y sorprendente. 

fotografia

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: