fotografia

El origen de este preparado a base de vino tinto y frutas no está muy claro pues hay  diferentes opiniones, lo cierto es que se considera una bebida típica española ya que la mayoría de turistas extranjeros suelen demandar grandes jarras cuando pasan su vacaciones en este país. El punto de la sangría consiste en que las frutas deben macerárse como mínimo unas dos horas para que la bebida tenga el sabor a fruta fresca. En cafeterías, bares o restaurantes, la suelen preparar sobre la marcha.

fotografia

Cuando se prepara para una fiesta o celebración en casa, es cuando se le puede dar su punto exacto afrutado pues se dispone de más tiempo para su preparación. No se debe preparar muy cargada de licores ya que debido a su efecto refrescante entra muy bien y sin darnos cuenta se puede tomar demasiado y sufrir después las consecuencias. Una vez preparada, debe guardarse de inmediato al frigorífico ya que la fruta en maceración si está en contacto con el aire se oxida rápidamente y produce un efecto desagradable a la vista.

fotografia

Se suele presentar en jarras de cristal transparentes que deje ver que la sangría esta aderezada y se acompaña con una cubitera con hielo por si alguien la desea más fría o rebajarla con unos cubitos de hielo. Dentro de la jarra se coloca una paleta o cuchara larga para remover la fruta de vez en cuando.

SANGRÍA A MI ESTILO

Ingredientes:

1litro de vino tinto (si es para un grupo grande, doblar las cantidades).

4 o 5 naranjas exprimidas.

4 cucharas de azúcar.

4 o 5 frutas diferentes (melocotón, piña, manzana, pera, etc,).

1 copa de cointreau.

1 copa de brandy o licor 43.

1 vaso grande de zumo de melocotón.

fotografia

Preparación:

1º Mezclar el vino, el azúcar, la naranja exprimida y el zumo de melocotón.

2º Cortar toda la fruta en dados del mismo tamaño y añadir a la sangría y remover bien.

3º Se le añade el licor y se pone a reposar en el frigorífico para servirla bien fría.

4º Si se nota muy fuerte se puede rebajar un poco añadiendo refresco de limón o naranja.

La sangría, cuando se lleva a la mesa, se suele adornar con rodajas de limón o naranja en los filos de la jarra para darle colorído y hacerla más apetitosa. Y cuidado...la sangría engaña mucho y podemos terminar algo mareados...

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: