El rey carpintero y la oportunidad

EL REY carpintero: el oficio es oportunidad

EL REY carpintero, quien primero es carpintero. Jesús, empapado en sudor, para al instante de cortar con el serrucho cuando oye la voz de María su madre,

-Hijo, te traigo tu merienda, unos riquísimos panes de higo, y este racimo de uva-.

El humilde carpintero, se limpia el sudor, coloca el desgastado serrucho en la mesa de trabajo, y sonriendo corre hacia su madre a la  que abraza, y llena de besos.

-Ya Jesús, déjame- le dice riéndose ella, - porque tengo mucho trabajo en la casa.

El carpintero sin dejar de reír, la suelta y la deja ir.

-Madre, corre con cuidado, no vayas a caerte-, le grita Jesús, mientras María no para de correr, y rápidamente desaparece de su vista.

Jesús, el humilde carpintero del insignificante pueblo de Nazaret, sabe que siempre hay una oportunidad en la vida. Y que esa oportunidad para el éxito vendrá si sigue los principios que su padre le ha entregado, grabados en siete tabletas de arcilla. Los ojos se le llenan de lágrimas cuando recuerda a su padre moribundo entregándole esas siete tablas, diciéndole que las lea por orden, y que no lea la segunda hasta que no haya puesto en acción la primera, y así sucesivamente con todas las tabletas. 

Jesús, el humilde carpintero de Nazaret sabe que la oportunidad está ligada a su entorno socioeconómico, cultural y religioso. El origen si importa, porque aprovecharlo al máximo le brindará la oportunidad deseada.

EL REY carpintero: principio 1, conocimiento bíblico y de la herencia cultural

EL REY carpintero, quien primero es carpintero, al leer la primer tableta comprende que el conocimiento de si mismo y de la herencia cultural de su pueblo y familia, le darán la base para formarse uan imagen realista y positiva de si mismo.

 El rey carpintero, Jesús de Nazaret lee que su sistema de valores y creencias le ayudarán a conocerse a si mismo, porque el origen es la materia prima para fabricar un producto original, único. Sabe que su familia cree en Dios, y que sus valores son los de la Biblia. Su madre María le ha dicho que su origen es divino, y que posee un diseño genético creado por la misma mano de Dios. 

Jesús respira hondo, siente a Dios en su vida. Mira la tableta de arcilla, la acaricia, y sonríe con lágrimas al recibir la seguridad que es Hijo de Dios. La aprieta contra su corazón, y sabe con absoluta certeza que el conocimiento bíblico y de la herencia cultural de su familia, serán una base sólida sobre la cual construir la casa del éxito

Jesús, el humilde carpintero de Nazaret, conoce que su visión, misión y objetivos en la vida, están alineados al conocimiento de la Biblia y de su herencia familiar. Vuelve a abrazar la tableta, se conoce a si mismo, conoce las fortalezas de su herencia cultural así como las debillidades de ésta. Jesús conoce quién es, y este autoconocimiento es la base  del éxito.

EL REY carpintero: el autoconocimiento es la base del éxito

Jesús, el carpintero de Nazaret se está conociendo a si mismo. Sabe que solamente puede jugar el juego de la vida con las cartas que le han sido dadas, no puede utilizar otras porque estaría haciendo trampa. 

Jesús guarda la primer tableta, y se sorprende cuando la arcilla con la que está hecha se hace piedra, roca. Entonces comprende que las tabletas de arcilla se hacen roca cuando se comprende y aplica el principio grabado en la tableta. La arcilla significa fragilidad y humanidad, la roca significa las enseñanzas de Jesús, y el número siete de las tabletas significa divinidad. Jesús se conoce a si mismo, conoce su sistema de valores y creencia, conoce a Dios y sabe hacia donde va. Analiza sus fortalezas y debllidades conforme a este conocimiento. El origen es importante, por eso Jesús lo conoce, y se enfila a ser el REY CARPINTERO 1

El rey carpintero 1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: