El Rey Arturo

Aunque los datos que se tienen sobre el Rey Arturo no son muy fiables, no ha evitado que su figura se haya convertido en un mito. 

Toda la leyenda que rodea a la figura del Rey Arturo ha resistido al paso del tiempo y sigue estando viva. Quien más y quien menos ha oído hablar alguna vez de Camelor, Ginebra, Morgana, Avalon y como no de los caballeros de la mesa redonda.

El Rey Arturo su leyenda

La leyenda cuenta que el lugar de nacimiento de Arturo, fue en la región británica de Cornualles. Era hijo del Rey Uther Pedragón, que tenia origen normando. Su madre murió poco después de su nacimiento, fue entregado al mago Merlín, quien le enseñó todo lo que debía saber sobre las artes caballerescas. Al cumplir los cuatro años, fue entregado a Sir Héctor, quien lo educó como un noble. 

Su vida cambió cuando cumplió los 16 años edad, en la que presenció su primera lucha entre caballeros en la ciudad de Londres. Fue en aquel entonces cuando logró sacar una espada que estaba clavada en un yunque, hasta aquel momento nadie había logrado sacarla. Arturo la sacó y de este modo la espada que, fue bautizada con el nombre de "Excalibur" y él se convirtieron en amigos inseparables. 

Arturo creó el reino de Camelot

En el reino del Rey Arturo, llamado "Camelot", imperaban los mejores ideales que tienen los hombres. "Camelot", nació en la isla imaginaria de "Avalon", en ella creó el consejo con sus mejores caballeros. Así nació otra de las leyendas que circulan sobre Arturo, los caballeros de la tabla redonda o de la mesa redonda, ya que sobre ella se dibujaban los puntos cardinales del reino de Inglaterra o cada caballero dibujaba su espada, según cuentan las diferentes versiones. 

Arturo pensaba casarse con Ginebra, una noble que vivía cerca de "Camelot". Pero su hermanastra Morgana, se las ingenió para engañarlo, terminó teniendo un hijo con él. Fue la propia Morgana, la que se encargó de educar al hijo, al que llamó Mordred, también le enseñó como debía apoderarse de "Camelot". Arturo, se enteró del romance que habían mantenido Ginebra y Lancelot, por lo que ajustició a los dos. Poco después, se batió en duelo con su hijo, este resultó muerto en el combate. Mientras que el Rey Arturo falleció poco tiempo después. 

La leyenda del Rey Arturo es conocida en todo el mundo e incluso en la actualidad son muchos los que piensan que existió en realidad. 

 

 

 

El Rey Arturo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: