La revolución cuántica podría transformar cualquier idea de ciencia ficción en ciencia real. Desde meta materiales con propiedades tan impresionantes como invisibilidad, pasando por ilimitada energía cuántica y superconductores de temperatura hasta el elevador especial de Arthur C. Clarke. Algunos científicos incluso predicen que en la segunda mitad del siglo cualquiera podrá tener un fabricador molecular que re-arreglará las moléculas para producir cualquier cosa a partir de cualquier material. ¿Cómo usaremos este poder a nuestra disposición?.

La ciencia avanza a pasos agigantados y no hay quien la pare, ni hay que hacerlo. No sabemos cuales son los peligros que tendremos en el futuro o mejor dicho, se sabe de grandes peligros que tampoco hay que alardear de ellos para la paz diaria. Saber es bueno, pero hay cosas que con que las sepan los expertos para trabajar en como dar solución debería ser suficiente, pero no es lo que piensan la mayoría que por encima de todo quieren saber. Bien, todos tenemos derechos y no somos nadie para quitar ese derecho, pero insisto ¿Para que? Son pocos los peligros que ciertas ideas siguen en ciertas partes del mundo atrasadas y decadentes con el solo fin de sus ideas de poder y hacer daño poniendo a un Dios que les viene bien para llevar a cabo. Mejor no saber, mejor que no sepan, mejor que no sepamos, ya esta bien. El mundo desde que es mundo esta en constante peligros a los que el hombre puede ayudar con la ciencia y el conocimiento. La revolución cuántica podría transformar cualquier idea de ciencia ficción en ciencia real.  La revolución cuántica es la maravilla de cuantas ciencias se estudian.

Imaginen un mundo donde los humanos estuvieran conectados de forma directa con sus ordenadores y nuestro propio frigorífico pudiera hacer la compra a través de Internet gracias al número de nuestra tarjeta de crédito.

El físico y futurista Dr. Michio Kaku, explora lo último en tecnología. Sostiene que la humanidad está en un momento trascendental en su historia, pasando de la "Era de los Descubrimientos" a la "Era del Dominio", en donde pasaremos de ser pasivos observadores de la naturaleza a ser sus activos coreógrafos. Esto no sólo nos dará increíbles posibilidades, sino también grandiosas responsabilidades.

La revolución cuántica nos sumerge en un mundo global cultural, que de alguna manera ya se empieza a divisar.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: