Las revistas y libros de decoración te dan muchas ideas para decorar esa casa que acabas de comprar o que tienes en mente, cuando piensas en transformar tu vivienda en un hogar más acogedor. Yo soy más de libros de decoración que de revistas. Un libro es para toda la vida. Una revista es para mirar y acabar tirando. Nunca me lié a conservar revistas. Puedes encuadernarlas, pero no es el caso. Ni siquiera me da por guardar en carpetas, como hace mi hermana, esas revistas de decoración en las que dejo mis euros.

Un buen libro de decoración tiene que parecerse a las revistas de decoración para que a mí me guste. Quiero muchas fotografías y poco texto. La decoración que me agrada es la que se ve, no la que te explican con parrafadas que te meten sueño a las doce de la mañana. En todo caso, un libro de decoración es siempre una lectura interesante. Te forma mucho. Yo todo lo que sé de decoración lo aprendí consultando libros sobre la materia.

Como os decía, prefiero los libros a las revistas de decoración. Esto no quiere decir que no haya revistas de decoración muy buenas. Por ejemplo, la revista Mi casa, es una revista que te informa sobre las últimas tendencias de decoración a la vez que incluye algunas páginas de recetas de cocina, que también te dan ideas. Es un dos en uno: decoración y cocina. Otra revista que me gusta menos es Nuevo Estilo. Me parece una revista con unas ideas de decoración muy clásicas.

Os recomiendo, comprar revistas y libros de decoración. Son lecturas interesantes tanto para ti como para las visitas. Mucha de la gente que viene a mi casa, echa mano a los libros de decoración que tengo en el mueble-librería del salón. Les gustan tanto como a mí porque una imagen engancha más que mil palabras, por interesantes que sean esas palabras.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: