Los movimientos y reuniones de curas y monjas homosexuales, ya está ocurriendo hace varios años. Debido a que deben llevarlo en estricto secreto, ha sido muy poco difundido, pero ahora se va conociendo más a travéz de la web "Venerabilis" con sede en Italia y que pretende agrupar a los religiosos catálicos homosexuales de toda Europa. En esta asociación se apoyan la de Francia, Estados Unidos donde existen varias, y ahora la española "Betania de Colores". El movimiento de religiosos homosexuales españoles tiene sus reuniones en un piso en Madrid, concretamente en la barriada de Lavapiés y han elegido el nombre de Betania en referencia a la aldea donde jesús tenía buenos amigos.

fotografia

fotografia

Los religioso que se reúnen es este piso de Madrid, pertenecen a diversas congregaciones y ordenes religiosas, franciscanos, jesuitas, misioneras, carmelitas, etc. Todos ellos acuden sin hábito por lo que pasan desapercibidos en este barrio superpoblado madrileño. esta idea de fundar "Betania de Colores", surgió hace dos años cuando algunos de ellos acudías a unas reuniones cristianas por la diversidad sexual llamada Crismhom en Toledo. Allí hicieron amistad varios religiosos y nació la idea de crear un espacio donde reunirse para intercambiar ideas y manifestar su tendencia homo-afectiva-sexual.

 

fotografia

Este grupo de religiosos que se reúnen el un piso cedido por un gay muy religioso, han sufrido serios problemas de identidad, llegando alguno de ellos a pensar en el suicidio. Han vivido su tendencia sexual con vergüenza y fustración y al unirse les ha servido para comprenderse y darse cuenta que no es un pecado, sino un regalo de Dios que da sentido a su fe y hace mucho más fuerte la vocación. La Iglesia Católica califica de conducta desviada la homosexualidad y no acepta en los seminarios a los que tengan una marcada tendencia a esta inclinación, no obstante, la existencia de gays en la Iglesia es de un 30%, mientras que en la sociedad es de un 6 o 10%. según los informes de Juan Antonio Férriz, portavoz de asuntos religiosos de la Federación Española de Asociaciones pro Derechos LGTB.

 

fotografia

Una de las monjas que acude a estas reuniones manifiesta: "Si Dios me ha hecho homosexual será por algún motivo. Él no da puntadas sin hilo", y a su vez un sacerdote que reside en el sur de España manifiesta que no busca sexo, solo compartir las inquietudes y generar amistad sin caretas y sin ser juzgados. Al preguntar a otra religiosa que es lo que piensa cuando escucha al Papa manifestarse en contra del matrimonio homosexual, o descalificar a las parejas del mismo sexo, responde: " Me duele, y mucho, porque esas declaraciones no se basan en una mera opinión, sino que están cargadas de odio, violencia, rechazo...Y el cristianismo es una religión que predica justo lo contrario, amor, acogida, perdón. Personalmente no comprendo que la Jerarquía utilice el lenguaje que acostumbra cuando habla de homosexualidad y no use este mismo tono para hablar sobre la guerra, el tráfico de armas, la violencia machista, el fraude fiscal...¿puedo nombrar la bicha?: la pederastia".

 

fotografia

Los asistentes a "Betania de Colores" acuden en silencio, ocultando su identidad para que no llegue a los oídos de su congregación, donde de ser conocidas sus reuniones serían expulsados sin contemplaciones. Muchas son las solicitudes que llegan al correo betaniacolores@hotmail.com, de antiguos sacerdotes que tuvieron que renunciar o de jóvenes con inquietudes con deseos de ser escuchados y comprendidos en su inclinación sexual.

Fuente.

Betania de colores.

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: