En el problema del conocimiento, Kant se encuentra con las soluciones opuestas que los racionalistas y empiristas habían dado a este problema: los racionalistas hacían posible un conocimiento independiente de la experiencia y la metafísica como ciencia; todo lo contrario que los empiristas.

EL PROCESO DEL CONOCIMIENTO HUMANO

En este proceso, Kant distingue entre la “materia” (lo recibido por los sentidos) y la “forma” (lo que pone el propio sujeto). Lo conocido por la experiencia es siempre “a posteriori” (después de la experiencia) y la forma es “a priori” (no depende de la experiencia).

El conocimiento empieza cuando el sujeto percibe por los sentidos unas impresiones, y las ordena en el espacio y en el tiempo. El resultado es el fenómeno. Con esta ordenación no es posible el conocimiento, hace falta una segunda ordenación, una conceptualización de las cosas percibidas. De esta explicación del conocimiento se deriva que:

El espacio y el tiempo son formas “a priori” de nuestros sentidos. Formas porque son la manera en la que organizamos las impresiones recibidas; a priori porque no dependen de la experiencia; y de los sentidos porque son estos los que ordenan las impresiones en el espacio y tiempo.El entendimiento aplica conceptos a los fenómenos para conocerlos. Estos pueden ser de dos tipos: conceptos empíricos, que se aplican a hechos que vienen de la experiencia; y los puros, que se aplican a hechos que no vienen de la experiencia.Para Kant no hay conocimiento humano si no hay conceptualización.El conocimiento sólo es posible con el transcurso de la experiencia y del entendimiento.

EL PROBLEMA DE LA CIENCIA: ¿QUË JUICIOS PODEMOS FORMAR?

Para Kant la ciencia es el estudio de la realidad fenoménica; pero si no se tienen realidades, no se puede decir nada científico sobre ellas. Por ello, para él, los juicios no forman parte de los juicios de la ciencia.

LA CLASIFICACIÓN D ELOS JUICIOS

Por la forma del juicio se distinguen: juicios analíticos, que son aquéllos en los que el predicado está dentro del sujeto. «El todo es mayor que sus partes.»; y juicios sintéticos, que son aquéllos en los que el predicado no está dentro del sujeto. «La estatura media de los españoles es de 1,70 m».Según la materia del juicio se distinguen: juicios a priori, cuyo contenido no depende de la experiencia, son universales. «El todo es mayor que sus partes.»; y juicios a posteriori, cuyo contenido depende de la experiencia, no son universales, son sólo probables. «La estatura media de los españoles es de 1,70 m».

Teniendo en cuenta esta clasificación, se pueden formar tres tipos de juicios:

1. Juicios analíticos que son siempre a priori. “El todo es mayor que las partes”.

2. Juicios sintéticos a posteriori. El predicado no está en el sujeto y su verdad depende de la experiencia3. Juicios sintéticos a priori. El predicado no está en el sujeto, y es universal.

LA POSIBILIDAD DE LA FÍSICA Y DE LAS MATEMÁTICAS

Sólo estas dos ciencias son capaces de formar juicios sintéticos a priori (conocimiento universal y necesario). Estas dos ciencias reúnen las dos condiciones del conocimiento científico: condiciones empíricas: la ciencia tiene que tratar sobre realidades sensibles para el sujeto; a priori: la ciencia debe establecer verdades universales sobre la realidad.

LA MATEMÁTICA

La posibilidad de la matemática como ciencia tiene que ver con las formas de espacio y tiempo: La Geometría define el espacio puro. La Aritmética establece leyes sobre el número. La estructura el número y del tiempo es la misma, ya que la esencia de ambas es la sucesión.

LA FÍSICA

Las leyes de la Física adquieren una universalidad de las categorías del conocimiento. Por ejemplo, el principio de causalidad dice que “todo efecto ha de tener una causa que lo produce”, para Kant es una verdad universal. Siempre habrá una causa de cualquier efecto, sea ésta la que sea. Nunca podremos dejar de entender la realidad fenoménica sin las categorías de causa y de efecto.

LA IMPOSIBILIDAD DE LA METAFÍSICA COMO CIENCIA

La metafísica es incapaz de elaborar juicios sintéticos a priori, porque las razones no son realidades fenoménicas. No son juicios sintéticos, ni a priori.

La teoría del conocimiento le conduce a Kant a la conclusión de que sólo es posible el conocimiento de la realidad fenoménica y que no podemos conocer las realidades nouménicas, (aquellas de las que no tenemos conocimiento empírico), Dios, el mundo y el Yo.

LA IDEA DE DIOS

La razón busca un fundamento y elabora la idea de Dios. Este ser está fuera de los fenómenos sensibles.

LA IDEA DEL MUNDO

La razón elabora la idea de mundo como fundamento de todas nuestras impresiones.

LA IDEA DEL ALMA

La razón elabora la idea de alma o yo como fundamento de nuestros procesos psíquicos; pero el alma no es algo fenoménico. No sabemos son es real.

EL USO REGULATIVO DE LAS IDEAS DE LA RAZÓN (METAFÍSICAS)

Las ideas de la Razón nos permiten agrupar la experiencia en un sistema racional. En esto reside su utilidad para el conocimiento.

CONSECUENCIAS DE LA TEORÍA KANTIANA DEL CONOCIMIENTO

1. El subjetivismo. Para Kant, no podemos conocer el objeto tal como es, sino como nosotros lo vemos.

2. El fenomenalismo. La única realidad que conocemos son los fenómenos.

3. El idealismo trascendental. La realidad que podemos conocer son las impresiones sensibles y la del entendimiento que las recibe. Sólo conocemos lo trascendental, lo inmanente al sujeto, no lo que está más allá de él.

4. El criticismo. La teoría del conocimiento debe plantearse como una crítica de la razón pura y ha de delimitar que puede ser conocido y qué puede no ser conocido.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: