Los restaurantes suben nuestra tensión

Esta es la conclusión a la que se ha llegado tras un estudio realizado en Singapur a manos de la escuela Duke_NUS Graduate Medical School de Singapur.

No nos prohíben que vayamos a comer fuera pero si nos alertan de los riesgos que esto conlleva y nos avisan para que elijamos bien los lugares a los que vamos a ir a comer.

Hay muchos factores que pueden influir en nuestra presión arterial y que a día de hoy son bien conocidos como el estilo de vida, la genética o las sustancias estimulantes entre otras. Pero este reciente estudio nos muestra cómo el hecho de comer fuera de nuestros hogares también es otra causa que incrementa los niveles de hipertensión en la sociedad.

 

Los restaurantes nos suben la tensión

El estudio en cuestión, encabezado por la doctora Tazeen Jafar tuvo lugar en Singapur y se realizó en 501 personas voluntarias que comprendías edades entre los 18 y 40 años.

El estudio consistía en comparar las personas que comían más fuera de casa y las que se quedaban en sus hogares y tomarles algunos datos como la presión arterial, el índice de masa corporal...se fijaban también en el estilo de vida de cada uno de ellos y si realizaban o no algún deporte a lo largo de la semana.  

 

Los restaurantes nos suben la tensión. Teeza

¿Qué se pudo observar de dicho estudio?

Que el 30% de las personas que comía fuera de sus hogares padecía prehipertensión, es decir que tenían la tensión un poco elevada y muy probablemente acabarían padeciendo hipertensión. Y eso que se trata de un rango de pacientes jóvenes. 

Probablemente se deba al abuso de sales o condimentos tales como las grasas saturadas que hacen en los restaurantes al cocinar para que sus platos tengan más sabor. 

Y algo que sorprendió en el estudio es que se daba mucho más en hombres que en mujeres. Es decir, a las mujeres les afectó en un 9% frente a los hombres que era en un 49%.

Además, no sólo influye en la tensión arterial sino que también tenían más alto el índice de grasa corporal y tenían como costumbre el tabaco. Este es otro dato extraño pero estadísticamente cierto, las personas que comen más de restaurante fuman más. 

Conclusión final del estudio. Comer de restaurantes en vez de comer en casa aumenta en un 6% el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. 

Así que la próxima vez que salgas a comer fuera, elige un restaurante de confianza que sepas que te lo cocinarán como en tu propia casa! Mima tu salud.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: