Respeto

Respeto: un valor que debe ganarse

El ser humano vive en una SOCIEDAD donde es importante cumplir con ciertos valores de convivencia. Uno de ellos es el RESPETO hacia todos los demás para establecer una buena base social y así asegurar un buen funcionamiento de nuestro entorno. Dicho valor es un derecho al que opta cualquier ciudadano. No obstante, y a pesar de todos los supuestos avances alcanzados hoy en día, este valor se está perdiendo en nuestra sociedad y conviene recordar de vez en cuando que toda persona es merecedora de recibir el respeto por parte de los demás. El tratamiento respetuoso no sólo es un derecho compartido por todos los ciudadanos, sino es, además, una señal de buenos modales y de una buena educación por parte de quien trata con respeto a los demás. En fin, a todas aquellas personas que nos rodean y con las que tratamos directa o indirectamente en algún momento de nuestra vida diaria hay que tratar siempre con el debido respeto, puesto que se puede faltar de forma directa e indirecta.

Respeto

¿Por qué debemos recordar el valor del respeto?

Existen varias razones o respuestas a dicha pregunta. El RESPETO, a pesar de ser un derecho, hay personas que no se hacen respetar hoy en día. Pues sí, no se respetan a sí mismas ni a los demás y dificultan el recibimiento de dicho valor por parte de los demás. Su comportamiento en la sociedad presenta ofensas y turbulencias que hacen perder todos los valores hacia uno mismo y su reflejo se ve en el comportamiento de los demás olvidándose también de los buenos modales, la buena educación y los valores. Este derecho de recibir el respeto por parte de nuestros cohabitantes se vuelve en la siguiente reacción: “¿cómo es que exiges ser respetado si no respetas a los demás?”

Respeto

La verdad que cuesta respetar a personas que no colaboran con la convivencia dentro de una sociedad incumpliendo continuamente las normas establecidas. El resultado de cierto comportamiento que vulnera dicha convivencia social resalta la duda en el sistema educativo donde nuestros derechos y valores se vuelven cada vez más latentes. Sale cada vez más a la luz diferentes situaciones donde el respeto brilla por su ausencia, incluso entre personas públicas y altos cargos, como lo son por ejemplo algunos políticos. En estos círculos donde, en lugar de ser serviciales, abusan de su poder y de su recurso ofendiendo a los ciudadanos y abusan igualmente de la confianza puesta inicialmente en dichos políticos y dirigentes.

Pero los mismos ciudadanos, en desacuerdo con el sistema y todo aquello que le rodea, empiezan a faltar el respeto a los demás ciudadanos, tanto en pequeños detalles como con acciones mayores, en plan individual y a nivel mayor. Lo peor es que en muchas ocasiones no se dan ni cuenta que con su actitud tan poco acertada o bastante equivocada, están faltando el respeto. Suelen estar cegados por sus propias creencias que les lleva a creerse con el derecho de hacer lo que les da la gana.

El respeto es un valor cuyo derecho a percibirlo por parte de los demás se puede perder fácilmente, pero para recuperarlo una vez perdido es algo casi imposible. Una forma de medir nuestra educación e inteligencia emocional es, precisamente, a través dar a todo aquel que se lo merece nuestro respeto. Es un derecho del que hay que hacerse también merecedor, pero también toda persona debe saber dar el RESPETO.

Respeto

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: