“Cada 30 minutos 17 niños son victimas de abuso sexual en Colombia”, impactado, perplejo y sorprendido quede al leer la cifra tan espantosa de niños que son maltratados sexualmente en nuestro país, eso sin tener en cuenta las cifras de menores de otros países que tienen que soportar la misma situación y me pregunto ¿Por qué? Porque la vida tiene que ser así o mejor, porque las personas tienen que ser así, la cifra es preocupante y mas si Dios no lo quiere esta sigue aumentando como ha venido sucediendo con el pasar de los años, ¿Qué tenemos que hacer para que esto cese ya? Para que la cifra se reduzca a ceros para que se vuelva nula; la respuesta es sencilla, debemos tomar conciencia que los niños son un patrimonio, que son el símbolo del progreso en nuestro país y en los ajenos, pero estos barbaros y cortos de mente no entienden esto.

Estas personas, si se les puede llamar así, van por el mundo abusando hasta de sus propios hijos sin que alguien haga algo para evitarlo, y lo hacen una y otra vez, como por diversión haciéndolo algo tan común en sus vidas y no se dan cuenta del daño que pueden causar en eso niños no solamente físico sino moral, y esto puede traer varias consecuencias a la sociedad en la que ellos habitan, puesto que una, tan solo una mente resentida puede traer desastres en solo una fracción de segundos, pues su deseo de venganza no tendrá limites y vera culpables en todos y cada uno de sus alrededores y su lema y slogan será:”alguien tiene que pagar por lo que sucedió conmigo” y seguirán la mala enseñanza que recibieron de sus mal llamados padres. Pero no solo es en la familia donde se observa esta infamia, en los colegios y universidades también existe, los disque maestros -algunos de ellos, no todos, porque cabe resaltar que la mayoría son muy profesionales y hacen muy bien su labor- se aprovechan del miedo de las estudiantes de perder la materia para proceder de manera vulgar a hacerles propuestas indecentes a las jóvenes y a cambio ellos les aseguran pasar la asignatura.

Es preciso que pongamos un alto a esto pero con decisión y determinación tiene que haber compromiso porque esta situación no tiene nombre, esto ya es absurdo y no tiene ningún sentido seguir hablando y escribiendo acerca del tema porque va a seguir así, impune y nos vamos a quedar solamente en palabras que se las lleva el viento, por eso propongo que elevemos voces no en contra del abuso sexual porque al quejarnos atraeríamos mas de ello sino en beneficio y favor del respeto infantil, pues ellos tienen derecho a vivir dignamente y esto que no suene a frase de cajón se necesita que sea interiorizada y puesta en practica por el bien de nuestra comunidad y por una sociedad mas tolerante.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: