Resistencia al cambio. Generalidades.

La vida está en constante movimiento e inevitablemente siempre habrá cambios. Cambios en nuestra vida, en nuestro trabajo, en nuestro entorno, en todo. Así, un buen día nos enfrentamos con algo como esto:

Si no reaccionas al cambio, entonces mueres.

Si reaccionas al cambio, entonces sobrevives.

Si anticipas el cambio, es seguro que obtienes una ventaja competitiva.

Si promueves el cambio, entonces te conviertes en líder.

Pero el cambio no es fácil. Existe una cierta resistencia que tal vez provenga del miedo a lo desconocido o tal vez por temor a perder los beneficios actuales. En la actitud de las personas podemos vislumbrar que la resistencia al cambio es la manera como esa persona percibe el cambio y el trasfondo sea la duda sobre la capacidad para enfrentar el cambio. En la práctica, el cambio mío o de las personas significa administrar el miedo.

Uno de los enemigos para el cambio es nuestra zona de confort o nuestros beneficios actuales. ¿Para qué cambiar si así estoy bien? Ya se mencionó anteriormente, porque la vida está en constante movimiento y si nosotros no cambiamos, los demás si lo harán. Si no cambiamos, no crecemos.

Resistencia al cambio siempre habrá, ya desde la prehistoria se dio:

 

 

 

 

 

 

Así pues, superemos el miedo al cambio e inculquemos esto en las demás personas o en nuestros colaboradores. ¡Promovamos el cambio! ¡Seamos líderes!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: