Desde sus inicios, el hombre ha depositado sus residuos en torno a sus asentamientos. La complejidad y la diversidad de la actividad humana, a través de la historia, han marcado las pautas y las conductas en su manejo y disposición. Las grandes epidemias y lamentables accidentes ocurridos, constituyen un ejemplo del alto precio que debe pagar la humanidad por el mal manejo de los residuos. Por lo tanto según:

Alayón, E. (s/f) Residuo es “cualquier objeto, material, sustancia o elemento sólido resultante del consumo o uso de un bien en actividades domésticas, industriales, comerciales, institucionales, de servicios, que el generador abandona, rechaza o entrega y que es susceptible de aprovechamiento Transformación en un nuevo bien, con valor económico o de disposición final”.

De acuerdo a lo expuesto por la autora, cualquiera que sea el campo en que el hombre se desenvuelva, ya sea industrial, agrícola, social o doméstico, la huella de su paso se irá marcando por una pesada carga de residuos, es decir, la mayoría de las cosas que, de una u otra forma, ha utilizado. La generación de residuos sólidos es una actividad propia del hombre. De hecho, el transformar la naturaleza, modificar el ambiente, entre otras cosas, es lo que constituye el avance de la civilización. Nada ha caracterizado mejor a la sociedad contemporánea como su enorme capacidad de consumo. Desde el punto de vista del problema de los residuos, sería más adecuado definir al hombre de hoy como un gran transformador; característica que ya tenían nuestros ancestros, cuando modificaban el medio ambiente, lo cual constituye la cultura o avance cultural.

Actualmente se vive en una sociedad de consumo en la que los residuos que se generan se han convertido en un grave problema para el medio ambiente, debido a que se está inmerso en la cultura de usar y lanzar diariamente, todo lo que se consume, se estima que los envases de los productos que se desechan, representan el 60% de la basura doméstica, siendo nocivos para el medio ambiente. Por tal motivo la situación es preocupante debido a que actualmente no se recicla ni un 0.8% de los desechos que se acumulan en los rellenos sanitarios. Para mejorar el problema de los residuos sólidos, es necesario poner en funcionamiento un Plan Rector, que agrupe los esfuerzos convertidos en políticas públicas, hacía el manejo integral de los residuos los cuales se convierten en un problema cuando no se tiene un manejo adecuado, no se almacenan en condiciones sanitarias (utilizando los recipientes apropiados), la recolección no se realiza frecuentemente, ni tampoco se dispone en rellenos sanitarios. Es por ello que diseñar lugares adecuados para la disposición final de residuos sólidos es un parámetro muy importante en el desarrollo de una comunidad. Es por ello que luy, A. (s/f) argumenta:

En Venezuela, aun cuando se reconocen diversos problemas ambientales, existe un destacado consenso en que es la “basura” el principal de ellos, ya que tiene una incidencia directa o indirecta en la población de comunidades rurales o Urbanas, de cualquier estrato socio económico, y es posiblemente el que más “se cruza” con la realidad de la mayoría de los venezolanos.

En efecto, la mayor parte de la basura que se produce en el país, se lleva a basureros a cielo abierto donde no se hace un correcto tratamiento de los mismos, generando contaminación de suelos, aguas, y proliferación de animales como, perros, ratas y moscas, lo que contribuye a una mayor contaminación del ambiente, la cual afecta a la salud del hombre, la calidad de vida o el funcionamiento natural de los ecosistemas ya que cualquiera que sea el campo en que el hombre se desenvuelva, ya sea industrial, agrícola, social o doméstico, la huella de su paso se irá marcando por una pesada carga de residuos, es decir, la mayoría de las cosas que, de una u otra forma, ha utilizado

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: