Estimados lectores, hoy vamos a analizar el libro histórico “Ra, el dios del sol”, del autor Stephen Quirke.

El autor es un conservador del “Petrie Museum of Egyptian Archeology del University College” de Londres. Es especialista en manuscritos antiguos egipcios, especialmente del Reino Medio y ello se nota en su obra.

En suma, Stephen Quirke es un egiptólogo cuya pasión por la escultura egipcia se despertó en él desde muy pequeño[1] y que ha escrito numerosos libros y artículos de investigación, algunos de ellos en español.

Volviendo al libro en sí; decir que aparte del título principal, nos encontramos con un subtítulo interesante: “La adoración al Sol en el antiguo Egipto”. Es interesante porque nos dice claramente que el libro no sólo trata de “el dios Ra”, sino de su adoración y significado para los egipcios, lo que reportará ventajas y desventajas que ya veremos más adelante.

En la primera parte del libro se nos habla un poco de cómo se escribía el egipcio y de las dificultades de traducción que presenta. También nos habla de las distintas representaciones de Ra que nos podemos encontrar, ya que los egipcios lo representaban de diferentes maneras y con matices distintos.

Stephen Quirke nos presenta el viaje diario del dios sol, del culto que se le otorgaba, a Ra y a otros dioses. De cómo era la realeza y dónde vivían. También nos ofrece un estudio pormenorizado de los yacimientos, una descripción de los palacios y templos que hay en ellos. Habla de ciudades perdidas, de construcciones como las pirámides y los obeliscos. El libro termina con el período convulso del faraón Akhenatón y la reorganización religiosa egipcia que trajo con él. Posteriormente, su sucesor volvería al tipo de religión anterior a Akhenatón. Las últimas palabras del libro las dedica al fin de la religión egipcia: la llegada del cristianismo.

Lo bueno de éste libro es que la edición que cayó en mis manos posee unas magníficas ilustraciones de los elementos arqueológicos hallados y de las descripciones monumentales que consiguen aclarar al lector menos experimentado en el tema. También contiene múltiples detalles sobre la civilización egipcia que harán las delicias de cualquier experto. Al fin y al cabo, Stephen Quirke es un reputado investigador.

Lo malo del libro es que, titulándose como se titula, se suele esperar de él que se hable sobre todo de la religión egipcia y de el dios Ra en particular. Algo que ocurre sólo en la primera y última parte del libro. El resto del libro son detalles arquitectónicos, sociológicos o arqueológicos.

En conclusión: un libro excelente, escrito por un reputado egiptólogo, que hará las delicias de expertos y no tan experto en la egiptología, siempre y cuando estén buscando conocimientos generales sobre el tema y quieran saber de dónde se han sacado ésos conocimientos.

Notas:

[1] Para más información sobre el autor y su museo, existe una entrevista en castellano, la cual se puede consultar en: http://amigosdelantiguoegipto.com/?page_id=99

Resumen en vídeo:

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: