Resaca. Disminuye sus efectos

 

A veces, cuando uno bebe demasiado aparecen una serie de síntomas que son dolorosos y molestos. Lo que se conoce como resaca. Por lo general suele dar dolor de cabeza, náuseas, malestar y sensación de dolor de barriga, más fotosensinilidad en los ojos...

Hay mucha gente que lo pasa realmente mal después de una noche loca de bebida. Y por mucho que se les diga que no beban y que ya saben lo mal que se sienten después no hay mucho que hacer porque van a beber igualmente. Bueno, pues hoy les traigo algunos consejos para que estos molestos síntomas no sean tan molestos. Pero si tenéis amor propio y voluntad, lo mejor es medir la bebida y no pasarse.

 

Resaca. Reducir sus efectos

Lo primero que hay que hacer después de haber bebido demasiado alcohol es beber mucho, pero no alcohol, sino agua. Sobretodo antes de meterse en la cama porque el cuerpo, con el alcohol, se deshidrata y se debe rehidratar de nuevo. Y aunque en ese momento no duela la cabeza sí es aconsejable tomar algo para el dolor de cabeza. No se aconseja el paracetamol porque alcohol y paracetamol dañan el hígado así que mejor no mezclarlos. Aún mejor aún si en vez de agua se beben sueros preparados para rehidratar, igual que los que se toman cuando uno tiene diarreas o vómitos, o sino zumos o el famoso Aquarius.

Y por mucho que llegues a casa sin ganas de nada más que de coger la cama, come algo antes de tumbarte. Un trozo de pan o lo que sea. Esto te evitará los problemas digestivos que suelen darse cuando se bebe demasiado. Lo mejor para estas ocasiones es preparase un plato de lentejas, un buen trozo de carne, huevos, leche, o iogur. Estos alimentos te ayudarán a no tener acidez. La comida grasa que suele estar contraindicada, en estos casos van bien porque captan parte del alcohol y hacen que éste no se absorba. Si no ha pasado mucho rato desde que se ha bebido, claro. Estaríamos hablando de comida como hamburguesas, pizza o pasta. Comida excepcionalmente adecuada. Eso puede ayudar en caso de resaca por raro que parezca... 

Efectos del alcohol

En caso de que te despiertes al día siguiente y sientas aún esas molestias digestivas mejor prepárate un vaso de zumo natural, un té y un buen surtido de frutas.

Luego es imprescindible descansar bien. Mejor aún en un lugar a la sombra y con una temperatura templada con brisa. Nada de calor.

Por último, consejo: come antes de salir de casa y bebe un vaso de agua entre copa y copa. Estas dos cosas te permitirán que no se absorba tanto el alcohol que ingieras y que el cuerpo se deshidrate menos.

Hasta aquí los consejos para que los efectos de la resaca sean menos molestos!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: